17 de junio de 2006

Musiquita, animación y otros concursos

Debe haber ("debe" y "haber" son términos contradictorios en contabilidad, pero pase) algún rollo de ética y confidencialidad, así que en este post no voy a citar títulos, nombres, apellidos ni pseudónimos, para proteger a los inocentes.
La semana pasada me pidieron que hiciera la música para una animación en video, y yo claro, desde luego, ¿cómo la quieren? Y pues la querían con una orquesta, con cuerdas, maderas y todo eso, y sí, claro, con cuerdas y maderas. Y efectos de sonido, porque sólo estaban la narración y el diálogo. Cómo no, con efectos de sonido. Muy valiente yo, y hasta me sonreí de ladito.
Cuando llegué a casa me senté frente a la compu y me pregunté no qué iba a hacer, porque eso de algún modo se resuelve, sino cómo. Mejor aún: cómo rayos.
Tengo el Reason y el Fruity Loops y el Melody Assistant, y muy buenos samples y filtros, y eso debía servir. La bronca es que la compu no hace nada que uno no sepa, y sólo había hecho temas musicales que habían servido luego para meter en videos y cosas así; sólo una vez había hecho "música a la medida", con Cada quién necesita a su asesino. Y no era tan a la medida como en una animación, donde hay que cuidar cuadro por cuadro.
Así que me acordé del lema de los AA ("Un día a la vez") y lo apliqué: una escena a la vez. Y me divertí como niño con una bodega de cajas de cartón vacías, todas para él solito. Armé el tema principal basado en una pieza orquestal que armé hace como dos meses (y que va a servir para los créditos), hice bromas musicales (usé "Swing low, sweet chariot", "God bless the little girls" y el tema del acuchillamiento de Psicosis, why of course) junto con temas escritos a propósito, incluido un par de coros de iglesia, y traté de armar todos los efectos de sonido con los propios instrumentos que estaba usando: sección de contrabajos, dos secciones de cellos, dos de violines, un fagot y un corno y algunas percusiones. Y terminé el jueves, cansado y contento. A ver qué dicen los implicados.
Luego, me pusieron de jurado en un certamen de novela. Interesante. Hacía como seis años que no estaba en ésas, y noté algo: la calidad ha mejorado bastante. (No creo que me haya puesto buena gente. Nunca he sido buena gente en materia literaria.) A finales de 1999 fui jurado en un certamen de novela y de 17 trabajos sólo había dos que no eran cualquier cosa menos novela. Catorce las eliminé con sólo leer la primera página; una redacción infame, cursilerías obvias, un falso bucolismo que daba lástima... Otra la leí como hasta la mitad, pero nomás porque era policial; desde la página cinco ya estaba pidiendo esquina. De las otras dos, una tenía faltas de ortografía y acentuación --aunque estaba más o menos armada--, y otra era de Mauricio Orellana, que ganó por unanimidad.
Esta vez me dieron como quince. Con un par no pasé del primer párrafo, la verdad; algo así no mejora. Las otras las coloqué en tres pilas: las más interesantes (cinco), las menos interesantes y las que aparentemente no eran interesantes. Y la verdad tuve que lanzarme más por la técnica que por la ortografía o la redacción (es doloroso tener que guiarse por esos parámetros; ya me ha tocado), y lo que busqué fue cuál era "más novela" que las demás.
De las cinco, ya escogí dos. Una está impecablemente escrita, pero de repente tiene unos aires de petulancia del autor --no de los personajes-- que me hace chirriar los dientes. Apenas entra en los requisitos mínimos de tamaño del concurso. La otra está muy bien escrita, con algunos problemas --mínimos-- de redacción, que pueden arreglarse. El armado es impecable, mantiene muy bien la tensión, sabe cómo modular, qué sé yo. El problema --para mí no lo es, pero ya veré con los otros jurados-- es que se trata de un "subgénero", y eso a la gente seria le da comezón.
No es que haya notado un surgimiento masivo de la novela en el país, sino que es un género que se ha cultivado poco y con no muchos aciertos, y veo en los trabajos una mejor noción y un mayor trabajo que en lo que había leído hasta ahora en manucrito, en concursos o no. Es una pena que no vaya a saber los nombres de varios de los que mandaron sus trabajos, porque me encantaría darles algunos tips para que, con un poco de trabajo y algunos trucos de gato viejo, salieran buenos productos. Ya veremos.
(Para los que crean que los concursos están arreglados de antemano: No, los premios en los que he participado no están arreglados de antemano. No en mi caso, al menos. Sé de algunos que sí. Sé de otros en los que el mal gusto o el desconocimiento de los jurados ha premiado cosas malísimas. Pero no, no sé quién mandó ninguna de las novelas. No, no sé si hay alguien de La Casa; creo que no, o algo hubiera reconocido. Y ojalá que me caiga bien la persona que resulte premiada, porque seguro me toca estar en la ceremonia y qué incómodo felicitar a alguien que le cae mal a uno. No, no voy a cambiar mi fallo si descubro que el ganador me cae mal.)
Y el martes me empezó un ataque de gota. Unos analgésicos de caballo y unas pastillas ad-hoc y listo, creo que para mañana ya estaré bien.
¡Y ya tenemos unos lentes para las cámaras, para seguir con los videos! Un gran angular y unos polarizadores. No es que con eso aspiremos al Nobel de fotografía, pero vamos a poder filmar con luz fuerte sin que se queme la imagen y vamos a poder filmar en espacios bien reducidos.
Y hay gente nueva en La Casa con la que he trabajado en la semana. Y mañana a la una comienzo a dar un taller de periodismo, para periodistas en activo, que auguro polémico y divertido... para mí. Ya veremos para ellos.
Por eso había estado inactivo en el blog. No prometo que no se repetirá, pero al menos les iré contando lo que pase.

3 comentarios:

USUARIA ANONIMA dijo...

OKI DOKI, PERO QUE NO VUELVA A PASAR POR FAVOR ...JAJAJAJA SON BROMAS. YA VEO QUE ESTAS BIEN OCUPADO. SUERTE CON TODO.

Rebeca Torres Olivares dijo...

Aun no supero que haya puesto esa musiquita en los creditos, esa era mia, a mi me gustaba. :( Eso si, quedo bien chiva la animacion. Nos vemos el Miercoles

Aniuxa dijo...

"No, no voy a cambiar mi fallo si descubro que el ganador me cae mal." jijijiji... Me dió risa eso :) Saluditos