12 de diciembre de 2008

Dos fotos

Y de seguro en Jerusalén habrá una venta de falafel que se llame Panchimalco.

Una de Krisma y Vale en el Parque Balboa.

4 comentarios:

Herberth Cea dijo...

En Jerusalen quizás no. Pero en San Rafael, CA, fui a uno que se llamaba Falafel Hut. Y los falafel son una delicia.

Carlos Abrego dijo...

Rafa:

Aunque no es lo mismo te lo cuento. Una vez me paseaba por Belén, en Palestina y de repente veo en la pared del salón de una casa, la bandera salvadoreña. Las puertas estaban abiertas. Me asomé y pregunté el motivo de la bandera desplegada. El motivo era sencillo, estos palestinos tenían familiares salvadoreños que los habían visitado el año anterior.

Y me pareció sentir olor a orchata... Pero de esto ya no estoy muy seguro.

C.A.

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Son. ¿Alguien sabe dónde se puede conseguir falafel en El Salvador? Aunque sea en sabbath, no tengo problemas con eso.
En México había un lugar en la colonia Polanco en el que me agarró por ir a comer falafel algunos sábados. Iba, comía media docena, pagaba y me iba. Un día la dueña se acercó y empezó a hablarme en yiddish o en hebreo o ve a saber, y yo en la mensa, porque de eso sé lo mismo que de copto oriental (al occidental sí le capto al copto). Le dije que no entendía nada, y empezó a hablar en un español que se parecía a mi copto y me preguntó que si era judío, y pos antepasados judíos tengo, pero son musulmanes convertidos al judaísmo, mal paso táctico si me preguntas, porque después se tuvieron que convertir al cristianismo y terminaron en Chalatenango huyendo de la Inquisición, por allí de principios del siglo XVIII o finales del XVII.
Se puso a preguntarme que qué me gustaba del falafel, y pos le dije que porque era falafel, y, no sé, ella muy amable y todo, pero algo había en el tono que me hizo sentir bien extranjero. Volví alguna vez más, y otra más compré para llevar, pero ya no fue lo mismo, porque era la misma gente la que iba siempre y me hicieron sentir de lo más goy, es decir extraño en un lugar al que sólo iba a comer, y además sólo comía falafel. Después probé en otros lados, pero no me gustó mucho; ese lugar era bastante especial. Ahora me gustaría con tal de que tuviera el rotulito de falafel. Es más: hasta estuve a punto de entrar a la pupusería Jerusalén para ver si tenían pastelitos de verduras que parecieran falafel.

eunice dijo...

ahhh!!!!! to conozco los aretes de krisma!!!!! jajajaja y hablando de pupusas jajaja son como los tacos de mexico jajaja hay una takeria en cada eskina (bueno en su caso una pupuseria) pero son buenas !!!!!!! besitos