23 de diciembre de 2008

Visita rápida a Costa Rica



San José desde la puerta de mi hotel.

Ana y Mauricio, mis hermanos, dentro del hotel. Hoy no puse "San José desde mi ventana" porque desde esa ventana --la única del cuarto-- sólo se ve una pared. Eso sí, con patiecito y todo.

Diego, mi sobrino, hijo de Ana.

Sebastián Vaquerano, desde luego.

Y mis padres, que después de ocho años pasarán juntos una navidad.

* * *

¿Que por qué el viaje a Costa Rica? Cosas de familia, pue. Entre otras, aquí tengo el acta de defunción de mi madre y algunas fotos que mi hermana encontró en sus álbumes. No ha buscado a fondo, pero seguro que aparecerán más. (Ya pondré algunas.)
Compras importantes:
  • Un montón de cuadernos alemanes como el que estoy usando ahora (antes había puesto que eran ingleses, y no: son alemanes) de diferentes tamaños, algunos con rayas, algunos no. Varios son para Krisma, hay uno especial para Eunice y otros son encargos.
  • ¡Una Parker 45, en versión de los años cincuenta! Le he puesto tinta azul. Se me antojó para ponerle tinta azul. Hay que domarla, porque ya ven cómo son las plumas fuente, pero se escribe rico con ella. La Sheaffer seguirá con tinta negra.
  • Un gato de madera para Krisma. Ya lo pondrá en su blog.
  • La poesía de Bukowsky.
  • They shoot horses, don't they?, de Horace McCoy.
  • Unos discos de reggae y calipso costarricense.
  • Toneladas de plumones de colores para Valeria, junto con algunos libros de colorear y un megalibro de cuentos. (En cada viaje le compro un megalibro de cuentos.)
  • Unos suéteres, una blusa (verde, claro) y una bufanda ligera para Krisma.
  • Una chamarra para mí. Me hice el valiente --en realidad se me olvidó-- y no llevé nada para el frío. De pronto se puso verdaderamente helado y mi hermana me llevó a un centro comercial, donde compré la chamarra, en la primera tienda de ropa que se me atravesó. Antes, para que rindiera la compra, nos echamos unos helados Haagen Dazs en la entrada del centro comercial.
  • Un montón de cigarros Lucky Strike y Camel en las tiendas libres.
  • La trilogía de The Lord of the Rings, en versión extendida.
  • Un paquete de etiquetas azules, de papel. (Si, son pinches etiquetas, como para identificar lo que hay dentro de fólders o cuadernos o lo que sea.)
  • Dos paquetes de café Britt.
  • Dulces de macadamia.
  • Una maleta para todo lo anterior. Llevaba una pequeñita sólo para la ropa.
Ya sé que a nadie le importa lo que he comprado, pero es 23 de diciembre, y es lo más interesante que se me ocurre escribir en este 23 de diciembre en particular.
Y, para hacer más frívolo el asunto, voy por unas palomitas de maíz con mantequilla extra. Con su permiso.

7 comentarios:

Rafael Eduardo Menjivar Merida dijo...

la trilogia extendia es un viajesote. la recomiendo para 24 de diciembre o 31 de deciembre la neta es que te puedes pasar las 10 horas sentado sin bronca y aparte si te gusta ver como se filmo pues ya tienes unas cuantas horas mas.
los dulces de macadamia son al neta. en mi ultima ida a costa rica no me comi ninguno. pero me desquite con el helado.
saludos a todos

Denise Phé-Funchal dijo...

varias cosas: 1) qué buena foto, me hubiera gustado tomarla la del hotel "los yoses"; 2) gracias por el cuaderno; y 3)admití dónde compraste la chaqueta :P y qué viva el fashion! Un abrazo!

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Eduardo: Feliz navidad para todos. Comunícate con tu hermana, si no lo hace ella antes; tiene un par de cosas para ti.
No sé si este 24 haremos lo mismo de siempre, o sea ver películas mientras cenamos. Lo que sí es que por fin compramos un pavo, o sea que nos pasaremos una semana comiendo pavo, qué jijos. Lo de los sanguchitos de jamón con queso está bien, pero hay que probar otras cosas.
Y a ver si nos encontramos en Costa Rica el próximo año, digamos por febrero o marzo, aunque sea un par de días. Ya tu hermana te comentará también.
Y la macadamia es la neta, sí. Y el turrón de almendra; me he comido dos y medio en dos días.

Denise: 1. En ese hotel se han quedado amigos y parientes durante 35 años, y no lo conocía más que de pasada. Así que decidí conocerlo por dentro, qué diablos, y no está mal. Hasta tiene estufa, refri y mesa y escritorio y qué sé yo, a precios razonables. Lo que se ve fuera del hotel, del lado izquierdo, es el Mall San Pedro. Hay una librería buena y barata allí; el resto es venta de celulares. 2. De nada. 3. ¿Se escribe Zara? Preferiría que se escribiera Tzara, pero no sé qué me hubieran dado en lugar de una chamarra...

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Corrección para Denise: Recuerda que existe el lado izquierdo y el ultraizquierdo. El izquierdo es lo que un franquista llamaría ultraderecho. (Pinche lateralidad más mala la mía.) O sea que el mall San Pedro está del lado de allá, no del de acá. El edificio entre amarillo y cafecito, pue.

Aldebarán dijo...

¿Cuándo veremos fotos de la nueva Parker 45?

eunice dijo...

wow ya me dieron ganas de comer macadamia jajaja no se de ke sean ni nada pero suena bien donde dos personas de mi familia las recomiendan!!!! jajajaj me encantaron y me super conmovieron estas dos ultimas entradas!!!!! te kiero mucho y a ver si cuando nos veams en costa me compro un cafe de esos ke sabian tan bien!!!!! jajajaja te kiero y feliz año (te extraño mucho!!!!)

Lorena dijo...

Me gustaría ver màs fotos de los hermanos Ana y Mauricio...curiosidad, un poco de nostalgia..no sé, vos ponelas en algún lugar o mandámelas.
Abrazos!!!