5 de agosto de 2006

De provocaciones y Schnausers


Llegué a Guatemala el pasado martes invitado por la Feria Internacional del Libro, pero me asomé al local apenas el viernes por la tarde, cuando tuve mi presentación oficial junto con Sergio Ramírez (Nicaragua), Dante Liano (Guatemala) y Rodrigo Soto (Costa Rica). Bien divertido. Como voy poco a esas cosas, aproveché para hablar acerca de qué es lo que define a la literatura centroamericana --de hecho, si existe una literatura centroamericana-- y, sobre todo, lo que determina quién es un escritor y quién no. ¿La aceptación del público? ¿La técnica? ¿La aceptación del "medio" cultural? ¿Las editoriales grandes o chicas? ¿Los críticos? Dije algo así como que, si se trata de cantidad, acaso existiera una literatura centroamericana, pero sospechaba que lo que había era apenas algunos individuos que escribían con cierta calidad, al menos desde el punto de vista estético. Debí soltar más rollos, pero es difícil recordarlos todos.
En la segunda ronda me solté un rollo acerca de que los escritores tratan de justificar su trabajo con explicaciones o análisis extraliterarios, como su propia ubicación en géneros, tendencias, corrientes, su lugar en la ideología, su rollo histórico o social, etcétera. En el fondo, opiné, muchos escritores buscan una validación externa, y lo hacen como si fueran "hijitos bastardos" de las ciencias sociales (que, aquí entre nosotros, no considero ciencias), cuando lo que son es escritores, estructuradores de sueños o de pesadillas, y cada quién tiene el suyo o la suya.
Hubo varios comentarios interesantes, incluso el de la señora que se lamentó de que no hubiera una sola mujer en la mesa, y por lo tanto no era una mesa representativa de la literatura centroamericana. Claro que hubo dos ausencias entre los ponentes, entre ellas Consuelo Tomas, de Panamá. Y, si hubiera llegado, sospecho que el ataque hubiera sido porque sólo había una mujer, y si hubieran sido puras mujeres, porque apenas en ese foro y en esa ocasión había sólo mujeres. Esos rollos de corrección política me molestan un mucho, así que dije que estábamos hablando de literatura, y que no veía problema en que hubiera gente del sexo que fuera con tal de que supiera de literatura. Dijo entonces que un escritor, cualquier escritor, debía tener un compromiso explícito con las luchas sociales y en especial con las de género, y que se atrevía a decir que yo era un... bueno... un neoliberal.
No pude (en serio, no pude) reprimir una carcajada que debió sonar bien fea. Era la segunda vez que me acusaban de ser un "novelista neoliberal", y me llenó de gusto. Pedí perdón por la carcajada, desde luego, y ya no seguí en el tema, y la señora tampoco.
En un rato me toca hacer de moderador en una mesa sobre género y literatura, y estaré rodeado de mujeres. Como no soy ponente, y como estaré en franca minoría, tendré que apelar a la diplomacia, ya que la corrección política aún no se me da.
Como sea, de martes a jueves me la pasé conversando y/o trabajando en cosas de literatura con Denise Phé Funchal, Vanessa Núñez Hándal (ambas en la foto de hasta arriba, en el orden habitual), Enrique Soria y Renato Buezo. Denise está por publicar su primera novela, Quique Soria anda en busca de editor, Renato apenas terminó un excelente libro de cuentos y Vanessa es Vanessa, cómo no, y, después de una serie de cuentos muy buenos, está replanteándose en qué camino va. (Y va muy bien.) Creo que en unos meses tendrá material para hablar muy en serio, si lo que lleva no bastara.
Desde hace unos meses, por otra parte, Denise y Renato andaban en la onda de filmar algunos videos para ver de qué iba la cosa, y filmamos uno con Denise de guionista y actriz. (La foto que aparece al lado es parte del video. Ya lo verán en su momento.) Al principio se había planteado un tema de lo más trágico, y terminó en una comedia bastante simpática, quizá lo más divertido que se ha filmado desde que comenzamos con ese rollo en La Casa. Será un corto de unos tres o cuatro minutos y tendrá perro, saltos en la cama, música de Elvis y un perro Schnauser pequeñito.
Ah: me dio gusto ver a Salvador Canjura, cuyo blog está en los links de la derecha. Vi también a Óscar Núñez, de Costa Rica, con quien trabajé hace muchos años (unos veinticuatro, digamos) en México, y a varias personas más que no menciono no porque me falten ganas, sino por exceso de sueño. Y tengo que levantarme temprano, así que nos vemos luego.
Posted by Picasa

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Puesijque mire maishtro, no se me asujte si me le dicen que ujté es negro-liberal porque en esas jotos suyas de Chilangolandia cuando era cipote, ujté se parece a yimi jendric.

Isiacabuche.

usuaria anonima dijo...

jajaajajaj yo creo que a todos nos gustaria ver eso de "levantarse temprano" jajajajaja

Indira dijo...

pues su carcajada debe haber sonado, no fea, horrorosa, y seguira sonando...
no se trata de correccion politica, se trata de com-pasion. usted no tiene el corazon para darse cuenta de que es hombre, heterosexual, con educacion (y el necesario dinero para obtenerla) y que por tanto se ha desarrollado en una sociedad diseñada para funcionar para seres como usted, y por tanto encerrarse facilmente en esa posicion torremarfilesca de zapatero a tus zapatos.
por lo menos debia guardar pavoroso "temor y temblor" ante aquellos que hablan desde realidades no tan privilegiadas, y que al expresarse solo son considerados provocadores y conflictivos.
no le pase como a un amigo, que se hizo anti-semita en una organizacion catolica, y se burlo y actuo con perversidad contra los judios. fue tanto su arrepentimiento despues que solo para tranquilizar su conciencia, solo pudo lograrlo convirtiendose en aquello que mas odiaba y hoy, mi amigo cubano-americano, es judio.
yo, que no comprendia y despreciaba a los izquierdistas que optan por la violencia en el salvador, comence a darme cuenta que lo hacia desde el 20% de la poblacion con mas altos ingresos, y estoy en proceso de comprender a quienes tienen que pensar y actuar desde el 20% de menos ingresos.
tenga cuidado, que a usted le tocaria operarse...

Indira dijo...

que hubiera puras mujeres seria aburrido, y ademas discriminatorio: hay que incluir tambien a las impuras.

El-Visitador dijo...

"la señora que se lamentó de que no hubiera una sola mujer en la mesa [...] sospecho que el ataque hubiera sido porque sólo había una mujer, y si hubieran sido puras mujeres, porque apenas en ese foro y en esa ocasión había sólo mujeres [...] no veía problema en que hubiera gente del sexo que fuera con tal de que supiera de literatura. Dijo entonces que un escritor, cualquier escritor, debía tener un compromiso explícito con las luchas sociales y en especial con las de género, y que se atrevía a decir que yo era un... bueno... un neoliberal.
No pude (en serio, no pude) reprimir una carcajada"

Buenísimo. Me hubiese encantado presenciar la escena.

Mis respetos,

Anónimo dijo...

Para quienes no hayan leido "Feminismo para Principiantes", de Nuria Varela, les envio un pequeño fragmento del libro.



"Todas hemos escuchado que íbamos a ser reinas, pero “un día pasaron por allí los ojos de una niña a la que le habían robado el cielo”. Por ser niña, por haber nacido en Paquistán – y tener que casarse sin poder elegir marido -, en Argelia – y tener que abandonar su trabajo después de haber luchado contra los colonizadores -, en Bosnia – y haber sido violada en una guerra que nunca deseó -, en Burkina Faso – y sufrir la ablación de su clítoris -, en una familia gitana de la rica Europa – y casarse con quince años, virgen y representar de por vida el honor de su familia -, en la España del siglo XXI – y quedar huérfana porque su padre decidió que su madre merecía veinte puñaladas por desobediente.

Habría que escuchar la experiencia de una joven ingeniera soviética que trabaja como prostituta para entender que detrás de la caída del Muro de Berlín había algo más que una guerra fría, había personas, había mujeres.

Habría que escuchar a las madres iraquíes, que ven morir a sus hijos para entender que detrás del bloqueo y las operaciones militares había seres humanos, había mujeres que tras conseguir la legalización de los anticonceptivos en un país árabe, no los podían utilizar porque el bloqueo impedía que atravesaran sus fronteras. Habría que escucharlas hoy, después de una nueva invasión estadounidense ... pero para eso habría que ponerles los micrófonos y enfocarlas con las cámaras que siempre están ocupadas por líderes ambiciosos, clérigos rebeldes o políticos poderosos.

Habría que escuchar a las ex guerrilleras centroamericanas para entender que además de muertos, la política de los ochenta en sus países supuso una sociedad desvertebrada donde desde entonces las mujeres se enfrentan solas a la lucha por la supervivencia de sus numerosos hijos. Habría que escuchar a las mujeres del mundo porque, por fin, ellas deberían tener la palabra.

Y, si las escucharíamos, también las oiríamos reír y proponer, inventar y crear. Solucionar problemas, consolar tristezas, alegrar corazones. Ayudarse, trabajar, bailar y soñar. Ahí están las Mujeres de Negro, palestinas y judías juntas, desafiando a la violencia, gritando al viento que no son enemigas y construyendo paz. O las mujeres de la India, abrazándose a los árboles para frenar leyes devastadoras. O las mujeres africanas, negociando con sentido común para sus países, denunciando a las multinacionales por sus precios abusivos hasta en los medicamentos. O las indígenas, evitando que los comerciantes del norte patenten sus plantas, sus conocimientos ancestrales, su sabiduría, diciendo no a los transgénicos. O las mujeres europeas, luchando por la paridad que haga a las democracias occidentales merecerse el nombre. O a las mujeres españolas, manifestándose todos los 25 de cada mes, durante siete años, en invierno y en verano, en vacaciones y en Navidad para exigir que el país entero, hombres y mujeres, diga no a la violencia de género.

Si las mujeres hubiesen podido hablar, hoy los pueblos seríamos más sabios. Habríamos aprendido los conocimientos de los nueve millones de mujeres quemadas en la hoguera, porque eran tan inteligentes que parecían brujas. Recordaríamos el nombre de Murasaki Shikibu, la mujer que escribió la primera obra considerada una novela en el mundo. Fue en Japón en el año 1010. también nos sentiríamos orgullosos de Hildegarda de Bingen, la monja alemana (1098-1179), que además de monja fue escritora, filósofa, compositora, pintora y médica. Entre otras muchas cosas, autora del Libro de Medicina Compuesta, considerado como el libro base de la medicina. Así, cuando los fanatismos religiosos atacaran de nuevo, recordaríamos la frase de Hildegarda: “Cuando Adán miró a Eva quedó lleno de sabiduría.”

USUARIA ANONIMA dijo...

QUERIDO AMIGO, YA LEI TU LIBRO, ME GUSTO MUCHO. AHORA, NO PODES DECIR QUE NO ME GUSTA LO QUE ESCRIBES ... SI YA LO LEI (ALGO QUE SENGUN TUS PALABRAS "NO ME INTERESA". PERO FIJATE QUE SI Y ME PARECIO MUY BIEN TRABAJADO) ...MMMMMMMM QUE TE FALTA HACER A VOS???JAJAJAJAJA ....

Aniuxa dijo...

Vos ya sabés lo que opino de eso del feminismo... Así que bueno... Eso es... si hay literatura, no importa el sexo. Siempre me queda aquello de "Escribe bien para ser mujer" y me duele estómago, hasta donde yo sé, yo no escribo con los ovarios...

Vos no sos ni neoliberal ni nada de eso... y sí... me encantaría haber visto esa escena... definitivo

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Anonymous 1: Fíjese que ya andaba yo sospechando algomente, pero me resistía, y me decía yo: con ese gorro y ese tambor y esos colochos yo podría ser el Jéndrics, aunque él toque la guitarra y yo tampoco. Y de verdá que hice todo mi mejor esfuerzo, pero no hubo modo de descheliarme, y me quedé en chele-liberal, lo ques la injusticia de la melanina y otros frutos del saber epitelial.

UA: A buen ocho de la mañana, y hasta antes. Y gracias por leer el libro. Ya habrá una buena oportunidad de platicarlo.

Indira: No te enojes ni me acuses de cosas que no soy. Tienes razón en las cosas que dices, o puedes tenerla, no lo sé: yo sólo hablo de literatura. El resto del mundo me queda demasiado grande. Conciencia de mis limitaciones, pues. Y qué feo que pienses en las mujeres como "puras" e "impuras". (Después el misógino es uno...)

Anonymous 2: En serio que el mundo me queda grande. Yo sólo escribo de gente probable a la que probablemente le pasen ciertas cosas. Para eso hay gente que tiene más alcances y mejor formación.

Aniuxa: Haya o no haya literatura, SI importa el sexo. Lo que pasa es que se trata de otra cosa.

Ixquic* dijo...

Creo que esto del sexo o género se sobre dimenciona. Lo polìticamente correcto es ser hipócrita, diplomático. Entonces porqué exigirlo así, eso no cambia un sistema de valores de una sociedad.

Además hacer estos reclamos en espacios en los que no corresponde, parece que esparte de la cegueta.

A mí me encanta ver a las mujeres que son escritoras muy bien posicionadas por meritos propios y no por una pinche cuota como pasa en cargos públicos en algunos países.

Por otra parte, he leído a muchos escritores que han armado personajes femeninos tan buenos... que no hace falta que lo escribiera una mujer y viceversa.

a mí eso de lo políticamente correcto en el arte me ofende, agrede la libertad para crear.

UA dijo...

jajajajajaja me sorprende que te des tiempo para contestar... ya deja de hablar con nosotros y disfruta de tu viaje, hacelo por los que no salimos mas que solo al mar a mojarnos los pies (jajajajaja), date una vuelta por ahi, llevale un regalo a tu hija y a tu esposa y para los amigos...mmmmm que tal un delicioso dulce de leche??? jajajaja
Disfruta tu viaje y aunque se que a vos nada de lo que se diga te afecta... hey! sos super buena onda y lo digo yo que te conosco en "carne y hueso" y puedo decir que somos (como decis vos) "cuates" y como digo yo: "cheros". Disfruta el viaje y come de todo!!!ahhhhhhh tengo una pregunta de tu libro... crees realmente que fue suicidio??? no le encuentro razon del por que lo hizo...... es medio raro, no??

mogul dijo...

En lo personal, he leído algunos blogs de "poetas y escritores" (machos y hembras), y la verdad que a la mayoría no los entiendo. Lo he tratado pero no les agarro sus "estados de ánimo".
Por el contrario, me gusta como escribe Rafa, y es verdad cuando dice: 'El resto del mundo me queda demasiado grande.'
Una buena forma de decir....
Y sobre lo de neo-liberal, eso estubo bueno!