31 de agosto de 2006

La basura, la privatización y algunas hierbas

Buscando no sé qué, encontré un artículo de Lafitte Fernández fechado el 29 de septiembre de 2003, en el cual se prefigura el problema que ahora existe en San Salvador y anexas con la basura y el relleno sanitario, los precios y todo eso. Lo interesante es que Lafitte, con todo y que no es una persona de izquierda, habla de cómo se privatizó, para mal, el servicio de recolección de basura, en condiciones harto desfavorables para las alcaldías --y obviamente para el pueblo--, y que el responsable de esa privatización fue el FMLN, que ha manejado la bandera de la no privatización de servicios e instituciones.
Usted piense lo que quiera y comparta o no el análisis de Lafitte (que para mi gusto es un excelente periodista; trabajé con él un par de años y más o menos sé de lo que hablo); el artículo, que puede encontrar aquí, es una interesante advertencia clara de lo que está pasando.
(No, todavía no me he vendido a la derecha ni a nadie. De verdad digo lo que pienso. Y la señora Violeta Menjívar --que no es mi pariente-- bien podría comenzar a tomarse en serio su trabajo, digo yo; su ineficacia es desarmante. No, no voté por ella, ni por nadie; simplemente no voté en las pasadas elecciones, porque tenía cosas más interesantes que hacer, y además me toca en Panchimalco, no en San Salvador. No, no sé el nombre de mi alcalde; sé que el FMLN perdió y que ganó ARENA, en un lugar donde la izquierda ganó con un 60% en las elecciones anteriores. Y, sí, Lafitte me cae bien, y también cree en lo que dice, y eso lo respeto.)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Maishtró: Entoncez dígame qué pienza de Tó Nisaca y de Bush porque ya ze que piensa del Frente Juribundo Martín Para la Jubilación Racional y de Fidel Costra y su broder. Pero ¿qué pienza de Nisaca y del gubierno de los Estados Amontonados? Y valga dezir que estoy de acuerdo con casi todo lo que Ud. dize pero yo no he visto quen este blog Ud. haya sacado la lanza y la espada montado en una yegua patoja para aventársele a los gigantes de La Mancha arenera. Zepa también que los Juribundos, muchas vezes, me sacan la piedra -- no la de los ruñones sino que la de Davicito y Golián.

Erick Larios dijo...

Feliz dia del blog 31/08

Subversivo dijo...

Creo que es hora que en este país, los llamados partidos mayoritarios dejen de jugar con el "pueblo", o sea , con nosotros (no los de un partido, ni del otro).

Está claro, que ni los uno ni los otros son tan "angelitos" o paladines incorruptibles, "libres de pecados" e irreprensibles.

Cada uno tiene su "historia negra" y se han paseado en este paísito, que no es ni tan grande como para tener tanto problema.

Por esa razon, figuras como Will Salgado son bienvenidas, porque como dicen, no tienen pelos en la lengua para decir lo que piensan y hacer lo que creen que le gusta a la gente ver.
En cambio otros, tienen vendida su alma con el diablo y no los deja hacer ni decir nada.
Pobrecitos, han perdido hasta su dignidad.

Por que no se levanta una nueva "generación comprometida" con la dignidad de la nación en este pais?
Fue harto comprobado que los levantamientos "populares" armados, ansiados por la izquierda ortodoxa, no funcionan con nuestra gente.

En cambio, si un grupo de intelectuales, o un gremio con peso (como los comerciantes migueleños), se reuniera para hacer una declaración y demanda por el cambio verdadero, sería lo mejor que pudiéramos hacer.

Ixquic* dijo...

Rafael: no sé si sonaré superficial. Pero lo comentaré de manera muy personal. Yo me eduqué desconfiando al 100% de El Diario de Hoy, y siempre repetí lo que escuchaba: vendidos.... bla bla.

Por supuesto que esto incluía a peridoistas, directores y otros.

En el camino he entendido varias cosas:

- Los medios de comunicación -críticos a la oposición o al gobierno- son imprescindibles para la democracia.

- Estas son empresas y obviamente persiguen intereses o al menos tienen determnadas afinidades, eso es así aquí o en China.

- El FMLN no debe ser defendido ciegamente, el frente a tener alcaldías, o escaños parlamentarios son objeto de críticas y control de lo que hacen.

Desde ese prisma de conclusiones, me parece un gran aporte el artículo de Lafitte.

Para mí es tan desencantador ver que estamos revisando y custionanado las decisiones de privatización importantes: la basura y las pensiones.

Saludos,

Por cierto, el miércoles en la UCA tuve el placer de compartir escenario con el grupo "Raíces"... que bueno volver a verles (esta vez tras bambalinas)

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

anonymous: Empecemos por lo más facilito. Del gobierno de Estados Unidos no pienso mucho. Sé que su presidente actual es un cretino, y eso define lo demás. Todos los que votaron y re-votaron por él saben que es un cretino y bajo ese hecho se está echando marcha atrás a cosas que algunos consideramos importantes como derechos humanos, decencia y qué sé yo.
De Tony Saca tampoco pienso demasiado. Creo que ha demostrado ser mejor político de lo que prometía su trayectoria. Creo que en un par de años empezó a perfilarse como un líder popular interesante (siempre es interesante un líder popular de la derecha: se supone que es la izquierda la encargada de generarlos), pero ha cometido un par de errores. El primero, tomar posicion en las elecciones para la Alcaldía de San Salvador; la credibilidad la había ganado él, como persona, y al alinearse tan claramente como arenero, siendo presidente, perdió mucho de su capital polítco. El segundo error, la visceralidad que mostró después del rollo del 5 de julio: lo convirtió en un asunto partidario, y por allí no iba la cosa.
Si lo que me quieres preguntar es qué pienso de los proyectos de país que hay en Estados Unidos y El Salvador, la respuesta es más fácil: "capitalismo de exterminio", como lo llama no recuerdo qué académico español.
Si me preguntas si estoy de acuerdo, no, no estoy de acuerdo, ni me gusta nadita. Pero hay algo claro: esa derecha está en lo que debe estar la derecha.
Y allí viene mi bronca con la izquierda: no está en lo que debe estar la izquierda. Me parece que en El Salvador hay una izquierda sin pensamiento, altamente lumpenizada y sin un proyecto estratégico. Y eso, con el perdón de la palabra, me encabrona, porque la convierte en parte de un juego en el que los que ganan son "ellos", y para "nosotros" sólo queda... bueno... hacer lo que creamos correcto. Entonces el trabajo se convierte en un asunto de decencia personal, y me parece que alguien decente no puede sino encabronarse.
Mi modo particular de luchar por un lugar mejor es hacer lo que hago. Medio anarquista, si quieres, pero es lo que tengo: literatura. Ellos por ahora no tienen nada, y han arruinado lo que habíamos conseguido. (También yo puse mi pedazo de revolución en su momento, y ellos la malgastaron.)

Subversivo: ¿Para qué quieres una nueva Generación Comprometida, si con la que tenemos es suficiente? Que hubiera buena literatura ya sería más que bastante. Y no nos eches el paquete a los escritores; haz lo tuyo y listo, seguro que de ese modo el país será un poco mejor. Y Will Salgado no es alguien a quien me gustaría seguir. De hecho hay muy pocos a los que seguiría. (No se me ocurre ninguno así, de primera intención. Pero seguro que alguien habrá.)

Ixquic*: Yo también crecí desconfiando en EDH, y cuando me llamaron para ofrecerme trabajo desconfié incluso de mí mismo. Creí que no duraría más de un mes, luego extendí el plazo a tres, a seis, a un año, y estuve dos. Cuando salí de allí para pasar a Concultura me ofrecieron que siguiera colaborando, pero no podía. De vez en cuando escribí y escribo cosas (sin mi nombre). Lo que sé es que Lafitte es un periodista de hueso colorado, y es capaz de sacrificar lo que sea y de ignorar su ideología con tal de publicar una buena noticia. Y lo ha hecho.
También sé que EDH tiene una línea editorial clara, pero no veo una contraparte interesante del lado de la izquierda. (En sus mejores tiempos, y eso fue aleccionador, Vértice era la contraparte de EDH. Y lo curioso es que ambos los manejaba Lafitte.)
Y gracias por ver a los pollos de Raíces. Al final la chava de la que hablábamos hace unas semanas se salió del grupo, con todo y que le conseguimos un trabajo que no tomó.

Anónimo dijo...

Rafael:

Me inspira y me emociona la forma como planteás tu opinión con respecto a los gobiernos de Estados Unidos y El Salvador y sus proyectos aberrantes aunque para ellos provechosos y rentables por así decirlo. Te has ganado el pedazo de respeto que todavía no te había dado. A vos y a otros escritores como Horacio Castellanos Moya los describen como los estetas del cinismo en el mejor de los casos, pero Horacio regresó a El Salvador (aunque después del Asco tuviera que irse) a fundar Primera Plana y Tendencias y vos has regresado a influenciar a toda un importante grupo de jóvenes (y otros no tan jóvenes) a través de los talleres de la Casa del Escritor y con tu atención y amistad hacia ellos. Lo he visto con mis propios ojos. Eso no demuestra cinismo. Tus novelas son negras y tus personajes son cínicos, sí; pero eso no te hace un cínico a nivel personal. Un profesor de música que tuve me dijo que él ya no se mete en broncas políticas, que su forma de hacer la paz es enfocándose en las artes, en su música. Vos has escogido lo mismo. Yo creo que la poesía, la pintura, la música, la novela, el cuento y tal son nuestras únicas fuentes de esperanza. Mi religión es el arte y punto y siempre me da un gran ánimo encontrar correligionarios. El límite está en la cuadratura, claro está. Y sobre lo de ser anárquico.. cómo quisiera que el mundo mejor entendiera el narquismo. Abrazos y gracias por tu considerada respuesta.

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Como diría el gran mestro y gran persona Alvaro Menen Desleal: "'Chas gracias y 'cho cuidado."