18 de marzo de 2008

Posdata a una señorita que toca el clavecín y otras piezas

Cuando tenía como 14 o 15 años escribí mi primera pieza de música, una cosa para guitarra en la mayor, bien sencillita. Se llamaba "Posdata a una señorita que toca el clavecín". Es un minuet o algo muy parecido, y lo encontré hace un par de días, cuando me puse a desempolvar archivos que he trabajado con el Melody Assistant, una maravillita de Myriad-Online, de Francia, que puede hacer casi milagros por sólo $25. (Cuando compré la licencia costaba $15.) Lo usé desde 1997 o 1998 hasta 2005, cuando perdí el código. Una persona a la que se lo había compartido no sólo no me lo dio de nuevo, sino que se puso bieeen estúpido. Lástima, pero así pasa. No me costó mucho conseguir otro código.
La piececita en cuestión me metió en problemas. El profesor de música vio la partitura en mi escritorio, me la pidió para tocarla en el piano --que era su instrumento--, me dijo que estaba muy bien... y después me reprobó. No porque no supiera de música --yo o él--, sino por alguna de esas cosas humanas. Me revisaba el uniforme de la escuela. Si le parecía que se salía de los reglamentos --un adornito aquí, un dibujito en el calcetín, lo que fuera--, me expulsaba de clase. Con cuatro ausencias estaba reprobado. Junté como seis. Protesté ante el consejo de profesores, y me validaron la materia, porque de calificaciones andaba en 10. Pero fue divertido y a la vez humillante que me tronaran en algo que estaba estudiando a un nivel un poco más avanzado de lo que se veía en secundaria. Al maestro en cuestión, cuando estaba solo, le daba por tocar pasodobles. Se emocionaba tanto que se oiá por toda la escuela, y parecía que rompería el piano. (Ah: para ese entonces yo ya había estado en un par de bandas, no muy buenas, pero sí entusiastas.)
En fin, en el widget que está allá abajito se puede ver la susodicha pieza, en tercer lugar. También hay un par de micropiezas para piano que habré escrito entre 2000 y 2002.
Antes que digan otra cosa: no, no soy músico, y no pretendo serlo; nomás es divertido jugar con las cosas que otros se toman no sólo en serio, sino con una solemnidad que abruma. (En especial a ellos mismos, pobrecitos.)



Un pedacito de la partitura, pues:

6 comentarios:

Anónimo dijo...

No me comentastes nada y ni lo posts me pusistes en lo de Salarrue eso del taller si??esta bueno pero eso asi de que querer de llevartela de "hombre del
renacimiento" esta dificil esta chafa¡¡¡ varios sabemos de musica y de pintura como de literatura(Vos y tu mujer conmigo no matamos y el arte no se queda huerfano)captamos?? digo YO


Bonampack


Con Nonmbre y saludos como siempre

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

1. El comemtario que mandaste del cuadro de Maya y de Salarrué no tiene sentido, por eso no lo publiqué. Tanto el cuadro como el apunte (y el mural para el que iba a servir) están documentados por diversas fuentes. Varias de ellas están en el Museo de la Palabra y la Imagen. Lo que vi de tu parte fue un intento de lucirte, y a la vez de descalificar, con una mala leche que no entendí ni entiendo. Si quieres ver el cuadro, be my guest; lo puedes comprar y donarlo a quien te parezca, ya que te parece lo más adecuado, como me lo dijiste. Pasó algo interesante: Selva y Maya Prieto Salazar recuerdan --según me dijo Selva por correo-- cuando Maya Salazar estaba pintando el cuadro, por allá de 1957: Pedro de Alvarado flechado, etcétera. No veo que hubiera un aporte de tu parte, sino una... uh... necesidad de no sé qué, hablando como un experto que obviamente no eres, como no lo soy yo. Nomás sé que ese cuadro lo compró mi padre por allí de 1960, directamente a Maya, cuando él tenía 25 años (preguntaste por la edad; nació en 1935) y supongo que se habrá gastado los ahorros de la familia. Te reirías tanto del sueldo de mi padre en ese entonces como del precio original del cuadro.
2. No me la llevo de "hombre del renacimiento" ni de ninguna otra cosa. Sé que estudié música desde... uhm... 1972 hasta 1982 o algo así, para un total de seis años y medio. Sé que me decidí por la literatura (escribo desde 1976) porque me decidí por la literatura, et voilà. (No, no hablo francés.) Igual estudié un poco de teatro porque no tenían dinero para pagarme la música que les hacía, y me pagaban con clases de actuación. Igual cuando tenía entre 11 y 12 años estudié dibujo con Camilo Minero y con Carlos Cañas en la UES, y descubrí que tengo cero talento para eso; tampoco entiende la danza, en ninguna de sus versiones. Igual muchas cosas. No sé para qué te habrá alcanzado la vida a ti; a mí me ha alcanzado para hacer bastante, y lo he disfrutado. No te ofendas por lo que yo haga o no haga; mejor mira lo que haces tú.
3. Nadie mata con arte, a menos que sea asesino serial; ya ves que les agarra la onda de que lo suyo es arte. (Estamos viendo Dexter. No te lo pierdas.) Si tú te mueres, o yo, o quien sea, no pasa nada, como no pasó nada cuando se murió Juan Rulfo o cualquier escritor anónimo que no llegó a publicar. Pero hay algo cierto: nos vamos a morir. Y de aquí a ese día uno debería preguntarse a qué va a dedicar el tiempo que tiene. Yo, a escribir, hacer música, trabajar para ganarme la papa, estar con mi familia, leer... Sé que voy a morir habiendo hecho y aprendido muchas cosas.
Y lo único que quería poner, fíjate tú, era la primera pieza que compuse, por allí de mis 13 o 14 años; era un examen de composición. Si hubiera sido lo que dices, seguro que desde los cuatro años hubiera estado tocando en la corte del rey (o su equivalente centroamericano en los setenta), no haciendo minuetitos ingenuos. Y como el widget era demasiado grande, puse un par de cosas más; igual hubiera puesto otras, igual no pongo nada.
Pregúntate: ¿por qué te enojas? Mi trabajo allí está, sirva o no. ¿Dónde está el tuyo? Estamos en desigualdad de condiciones. Tu firma es un pseudónimo; la mía en mi nombre de verdad.
Hasta hace muy poco habías sido razonable, y por eso publico tu comentario y me tomo el tiempo de responderte. Tú decides si este blog te gusta o no; por mi parte, aquí pongo lo que más o menos se me va ocurriendo o pegando la gana, según el caso. Es mi "cosa personal", no la tuya ni la de nadie más.
Gracias por escribir.

Carlos dijo...

Lindo minuet. Me recuerda una canción para niños del Pro Música de Rosario que escuchába con mis hijas. Se llama “Una tarde de mayo” y comenzaba así:

Una tarde fresquita de mayo,
cogí mi caballo, salí a pasear...

Letra cursi, vaya, pero es para nenes.

Las otras dos piezas son divertidas; me recuerdan la banda sonora de las películas mudas de horror cuando el vampiro comienza a perseguir a su víctima antes de clavarle los colmillos.

Yo tampoco soy músico. Apenas toco un poco de guitarra clásica, pero con muchísimo esfuerzo. Ya bajé el Melody Assistant, pero todavía no suelto los $20. Ya leo música (a duras penas) pero todavía no le he entrado a la composición. ¿Lo recomendás para alguien a mi nivel?

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Uhm... Si tienes algo de idea de notación, puedes aprender a usarlo rápido. Si no, todo es cosa de tener paciencia y, sobre todo, mucho oído. Después de... híjole... como 25 años de no leer partituras, la mitad de lo que escribo lo hago de oído.
Lo bonito del programa es que el proceso de composición, de arreglo y de ejecución son lo mismo.
Y el minuetito es lindo. Y no era para niños, pero si escrito por un niño, casi.
No se me había ocurrido usar esas piezas para algo de terror... No es mala idea.

Anónimo dijo...

Gracias por responderme y no es mala leche,ni lucirme escribiendo con pretensiones de eminencia,solo
que me parecio que habian partes de
la pintura que no me parecia a MI
que se complementaran,los colores el estilo,etc.
Si habian caracteristicas que si no
encajaban,bueno al final te lo dije mi opinion no era la de descalificar,pero bueno creo que fui sincero,el apunte te lo vuelvo a repetir es un calco al carbon de codice Códice Telleriano-Remensis.
Al final SAlarrue era medio raro con los cuadros, tras un cuadro colocaba otros atras,La monja blanca,es un ejemplo,si habia por cierto el de un caballo,quien quita y me doy una mi vuelta de todos modos ya conozco la casa de Salarrue y asi sacio mi curiosidad por el mentado cuadro digo pues le tomo la palabra de la invitacion .Y me movio a la risa eso de lucirme ni que fueron de esos encuentros de lucha tipo el santo
contra el mil mascaras ¡¡Y se luce con tremenda tijerata!!!.Igual por lo menos de aduladores no nos acusaran(Ejem.Que lindo blog...Graciaass pero el tuyo es mejor,no el tuyo..No insisto el tuyo)
Gracias por la atencion y si tambien he hecho cosas bonitas y divertidas quien quita quizas alguno de estos dias lo premie con
mi presencia.ji ji

Bonampack

CarlosP dijo...

He revisado la lista de atributos del Melody Assistant y creo que me servirá. Y mucho. Te agradezco la recomendación y, en general, la generosidad de ideas que has sembrado en tu blog.