13 de marzo de 2008

Querido diario... (XII)

Desde hace más de un año, a partir de unos comentarios que me llegaron acerca de la dinámica de los delatores institucionalizados de la guerrilla (que no publiqué), me puse a pensar en escribir algo, no sabía muy bien qué. La traición siempre me ha gustado como tema literario (Historia del traidor, Instrucciones para vivir sin piel), tanto como la detesto en la vida real; quizá por eso es una constante en lo que escribo.
En fin, que ya terminé el tercer borrador de la primera parte de una novela, y tengo el primer borrador del primer capítulo de la segunda, pero apenas estoy definiendo de qué rayos va a tratar (y sobre todo cómo tratarlo), y me quedé con el impulso para escribir, pero sin tema. Y de repente, zaz, el nuevo texto comenzó a revelarse, y de un tirón escribí como diez u once cuartillas. Creo que quedará un relato de unas treinta o cuarenta cuartillas, basado en hechos que se suponen reales, aunque la historia no lo sea necesariamente. Y decidí escribir en un cuaderno verde, muy similar al cuaderno también verde que estoy usando para la otra novela, pero en grandote. Marcado en rosa --era el color que estaba puesto en el programa de dibujo-- está el cuaderno verde pequeño, para dar una idea del tamaño del cuadernote. Es de 96 páginas, papel de 90 gramos, satinado, riquísimo para escribir con pluma fuente. No creo que lo llene con el relato, ni mucho menos, pero tengo algunas ideas para otros textos, además de un par que ya están escritos y podrían dar una unidad. O no. Lo sabré cuando acabe.
Está saliendo muy fácil y de un tirón. Con eso descanso (bue...) de lo que estoy escribiendo desde octubre, da tiempo de que los lectores me den sus opiniones y mientras sigo armándolo en segundo plano. Y de paso escribo algo nuevo.
Curioso: por primera vez, Krisma y yo hemos agarrado la onda de escribir narrativa al mismo tiempo. Está trabajando en un cuento bastante notable. Ha tenido que redefinir las reglas del juego, al igual que yo; el cuento no es nuestro fuerte.

Y, para los curiosos, una sesión del taller de La Casa, de hace un par de domingos. De estricta izquierda a derecha, Krisma, Teresa Andrade, Ricardo Hernández, Herberth Cea, Alberto Quiñónez, Sandra Aguilar y René Figueroa (el nuestro). Falta alguien que andaba en el baño en ese momento (debió ser Emmanuel), y yo tomé la foto. No hay coca de dieta, sino "normal", pero allí está el pan dulce, como corresponde. Lo interesante es que la mayoría de los asistentes de ese día ya no están en el taller; ya cumplieron su objetivo --terminar un libro publicable--; sólo siguen en activo, de los que aparecen en la foto, Ricardo y Sandra, el primero en narrativa y la segunda en poesía.
Para quien quiera ver directamente el misterio, allí está: gente platicando de literatura, tomando refresco y comiendo pan. Nada más. Y así ha sido desde hace más de cinco años.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Queremos lo mismo aqui!!!!!


Bruzonic et al

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

¿No tienen coca-cola en Bolivia, ni pan dulce?

Rafael hic et nunc.

FaFa dijo...

La cita es hoy de 7 a 8 pm en la cancha Gambeta de Siemenes, la que esta en frente de la Universidad Matias Delgado, lleguense un rato.

Te esperamos. Contamos con su presencia, alabados impulsores del arte.

Anónimo dijo...

Rafael, no sa me haga!!!! Hoy acabe de romper con la cooperacion internacional, con ignominia incluso (me acuso el Director de robo o hurto) porque le renuncie el 6 de febrero para que se buscara otro gorila amaestrado a partir de hoy (Para no pagar honorarios --eeeste soy bien cara---) Estoy libre para armar la coca - cola, la cerveza Huari, la Paceña, la Bock, y no el pan dulce sino el sandwich de lomito en la Plaza Abaroa.... El lunes ya tengo jornada completa para armar todo...
Y si quiere Coca Cola tambien hay,que lo pario!

Erika

Ay dijo...

Hmm... por ahí no es bien vista la cerveza o el vino. Yo ya lo comprobé. Y al fin de cuentas, ¿qué pasó con la botella de vino argentino que llevé en mi primera visita? Como no lo quisieron en la Casa, lo dejé en la tuya en una bolsa plástica sobre un armario lleno de libros. Fué en mayo circa 2005. No estaré tranquilo hasta conocer su paradero :-)

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Así que eso es lo que tiene la bolsa de plástico... Nosotros hasta le habíamos puesto veladoras y todo.

Na.
Un día invité a comer a Silvia Castellanos (la viuda de Ítalo López) y a un amigo, preguntaron si había vino y, sí, había esa botella... Eso fue circa mayo de 2006.
No es que la cerveza o el vino sean mal vistos. Nomás como que no les da por tomar allí, y yo de por sí soy abstemio, y lo mismo Krisma. (Ya veremos a Valeria en su momento.) Sí ha habido gente que se toma su cerveza y su vino, en especial en los aniversarios y navidades, pero en general nos batimos a pura gaseosa y agua. No hay una restricción; nomás es así.

Anónimo dijo...

JEJEJE

HOLA RAFAEL..
ME ENCANTA LEER SUS COSAS..

HAAAAA..LA TRAICION!!

PARA GANAR UNA GUERRA NO SE NECESITA GUERREROS VALIENTES...
SI NO ENCONTRAR AL PERFECTO TRAIDOR!!

EL QUE VA A TRAICIONAR AL ENEMIGO,LO HACE POR CODICIA, AMOR O DESAMOR,IDEALES ROTOS, FRUSTRACION,INSEGURIDAD,MIEDO A SER DESCUBIERTO...EN FIN..TODA UNA GAMA DE SENTIMIENTOS Y VALORES!!

Y EN LA HISTORIA LOS TRAIDORES SIEMPRE PIERDEN...
EN LA HISTORIA GRIEGA, EN LA ROMANA EL TRAIDOR ES MAL VISTO!!

PERO EN LA REALIDAD...Y ESE SERIA UN BUEN FIN DE UNA NOVELA...EL TRAIDOR SE UNE CON SUS ANTIGUOS ENEMIGOS...Y VIVE MUY FELIZ COMO EN LOS CUENTOS DE HADAS!!! PUES EL TRAIDOR ES TRAIDOR PARA SUS ANTIGUOS AMIGOS..PERO ES UN HEROE..PARA SUS ANTIGUOS ENEMIGOS!!!

ES ALGO ASI COMO LA ANTITESIS DEL HEROE!! no puede existir un heroe..sin un traidor!! ni mujer si no existe hombre..
no son separables..pues una guerra sin traidores..no es guerra!!!!

van unidos en su dicotomia..heroe/traidor.
cobarde/valiente.

y si uno es estratega militar..sabe que es imperativo infiltrar al enemigo en su mero corazon...con espias...mujeres o hombres...como la mata hari...los famosos moles...topos en las esferas del gobierno....

EN FIN RAFAEL...
UN TEMA APASIONANTE...
PERO EL FINAL...NO SIEMPRE ES QUE EL TRAIDOR SE MUERE..O SE MUERE POBRE O DESPROTEGIDO..

LA RAZON..QUIEN GANA LA GUERRA..ESCRIBE LA HISTORIA!!!

no vas a encontrar historia escrita por perdedores...solo ganadores!!!!

si la segunda guerra mundial la escribieran los japones y los alemanes...SERIA DIFERENTE...A LO QUE ESCRIBIERON LOS HISTORIADORES AMERICANOS.

y en la guerra salvadoreña existiron traidores de ambos bandos!!
si no..no hubiese sido una guerra!!

gueno.
ya vine a saludarte!!

EL VANDELIUM.
POSDATA...ABRAS NOTADO QUE YA CASI Me HONRE..YA NO JODO MUCHO..ESTOY LLEGANDO A LA MADUREZ QUE VOS TENES!!! AUNQUE..ES ABURRIDO!!!