19 de junio de 2008

Claramount

Apareció en El diario de hoy una esquela en la que se anuncia la muerte del coronel Ernesto Claramount, quien fuera candidato de la Unión Nacional Opositora en las elecciones presidenciales de 1977. Después de un fraude más bien escandaloso, se le dio la victoria electoral al Partido de Conciliación Nacional, lo que orilló una manifestación en la Plaza Libertad que terminó en matanza por parte de la Guardia Nacional. De allí surgieron las Ligas Populares 28 de Febrero, ligadas al Ejército Revolucionario del Pueblo (LP-28).

Claramount corría por la Unión Nacional Opositora, formada por el Partido Demócrata Cristiano, el Movimiento Nacional Revolucionario y el Partido Comunista a través de la Unión Democrática Nacionalista. La idea de llevar a un militar, según me contaba Rubén Zamora en una entrevista que le hice para Tiempos de locura (para vicepresidente iba Antonio Morales Erlich), era ganar simpatía entre militares democráticos, pero el efecto fue el contrario: se tomó a Claramount como un traidor al ejército y si no dejaron ganar a Napoleón Duarte en las elecciones de 1972, menos lo dejarían a él. Quizá fue una de las últimas oportunidades que hubo de frenar la guerra, o por lo menos el estado de ánimo que llevó a la guerra. Para 1979 era políticamente posible detenerla, pero anímicamente ya no había modo; se habían acumulado demasiadas cosas en los ánimos de la gente y, con el triunfo de Nicaragua mediante, era imposible parar.
Con respecto a esto, hay algo que le he preguntado a mucha gente, de todos los signos políticos, de varias ideologías, que ocuparon cargos de todo tipo en esa época, y no han sabido contestármelo: ¿por qué, en enero de 1981, no se logró que el pueblo se levantara y diera el hachazo final? La respuesta racional es la falta de organización de las agrupaciones del FMLN, la desarticulación del movimiento de masas, la carencia de organismos partidarios, la fuerza de los cuerpos represivos y de seguridad... Pero es mucho más que eso.
En los años anteriores, militantes y no militantes salieron a la calle, murieron en manifestaciones, participaron en huelgas, le dieron el frente a los fusiles que los mataban. Un poco más de eso, y no mucho más que un poco, y hubieran podido tirar el sistema completo. ¿Por qué no pasó?
Allí es donde en muchos sentidos se me mueve el tapete. Mientras fue un movimiento político, apoyado por grupos armados, todo bien, y hacia adelante; en el momento en que se vio como real la toma del poder por organizaciones que se declaraban radicales, las masas se echaron para atrás. Y lo mismo ocurrió de nuevo en 1989, con un plus: la derecha ganó las primeras elecciones limpias de nuestra historia, con todo y el sabotaje de la guerrilla. (Después podremos hablar de otras, pero ésas fueron limpias.)
Hace años conversaba con Eduardo Sancho al respecto, y le decía que el gran problema del FMLN --de sus organizaciones, en realidad-- fue que quiso crear "algo nuevo", cambiar la mentalidad de la gente, cambiar el mundo, y en realidad lo que el pueblo quería era más básico: no pasar hambre, que los niños no se murieran de simples diarreas, que la Guardia no se dedicara a matar por el simple hecho de que podía hacerlo, tener algo de tierra, poder sindicalizarse, etcétera. No muy en el fondo el pueblo salvadoreño siempre ha sido terriblemente conservador, y la opción de la lucha contra el sistema se daba en la medida en que no quedaba de otra, y que ya no había mucho que perder; de todos modos los hijos iban a morir de diarreas, la Guardia iba a llegar a matar a inocentes, los sueldos seguirían siendo malísimos, etcétera. La lucha a través de los mecanismos de la izquierda podían llevar a algo, como llevaron, pero había un punto del que a gente no estaba dispuesta a pasar.
Creo que el Partido Comunista siempre reflejó ese conservadurismo, aunque no siempre de manera oportuna. Por ejemplo, en 1932 estaba "trabajando" con los campesinos que se insurreccionaron, pero no guiaron la insurrección, ni mucho menos: ésta se cocinaba desde años atrás, incluso antes de la fundación del PC. La apuesta del PC en ese momento eran las elecciones, en las que estaba involucrado mientras ocurría la insurrección y la masacre, y desde luego le hicieron fraude: fueron anuladas todas las casillas en las que había candidatos suyos.
Apenas 76 años después de su primera participación en elecciones tiene posibilidades de llegar al poder, y ni siquiera con un candidato propio ni con un programa salido totalmente de sus manos, y lo mismo hubiera ocurrido en 1972 con Duarte y en 1977 con Claramount. Lo importante era estar en el aparato de poder, y lo logró un par de veces, de manera limitada y no por mucho tiempo (tras el golpe de 1960 y tras el de 1979: cinco meses y medio en total).
Otra cosa que me llama la atención es que, para su frente "abierto", la UDN, escogiera el apellido de "nacionalista". No nacional, que puede ser descriptivo, sino "nacionalista", que es ya ideológico, algo por completo contrario a los principios marxistas: el movimiento comunista nació como un instrumento internacional y solidario. ARENA hubiera podido también llamarse UDN si no le hubieran ganado el nombre. Y no lo digo en plan irónico, sino bastante en serio, y es un modo de recalcar el conservadurismo de la línea de la izquierda que maneja el FMLN en este momento. (Así Sánchez Cerén haya sido de las FPL, su cercanía en todo sentido al PC fue y ha sido notable.)
Suena extraño eso de "izquierda conservadora", pero es lo que hay. Pienso en el Partido Revolucionario Institucional de México: en el momento en que se institucionaliza como partido de estado, deja de ser revolucionario. Muchas veces, creo que desde Adolfo López Mateos (1958-1964) hasta por allí de López Portillo (1976-1982), se hicieron actos y fiestas celebrando que los objetivos de la revolución se habían logrado, y que de allí para adelante ya no había mucho más que hacer, excepto cosechar lo sembrado. Y era cierto, pero no lo cosecharon los labradores, precisamente...
No sé muy bien a qué viene todo esto. Quizá sólo son reflexiones sueltas a partir de la esquela de Claramount, a quien le tocó estar en medio de un punto de quiebre de los tantos que ha habido en la historia salvadoreña, y no el menos importante.
Otra cosa que nunca entendí: ¿por qué el PDC se alió con el MNR y el PC para las elecciones de 1972 y 1977, además de las municipales y legislativas? Nunca fue un partido de izquierda, y el MNR y el PC eran considerados "comunistas" --en la acepción más básica que usa la derecha--, lo que significaba problemas con el ejército, una posible menor votación y seguras pugnas dentro de la alianza. El PDC por sí solo hubiera llegado más lejos, en sus buenos tiempos --ahora no llega a la esquina si no lo llevan de la mano, y aun así--, que en esa compañía. Quizá en esas épocas había la noción honesta de que era importante la unión de fuerzas disímiles para llegar a objetivos comunes, algo tan simple que a nadie se le ocurre, a estas alturas, que pueda funcionar o que quiera tratar de que funcione.

6 comentarios:

usuaria anonima dijo...

ES UNA REALIDAD, PERO NOS HAN VENDIDO LA IDEA DE QUE LOS SALVADOREÑOS SOMOS UN PUEBLO QUE AMAMOS LA LIBERTAD Y QUE LUCHAMOS POR ELLA Y NO SE QUE CUENTOS MAS. LA VERDAD ES QUE NOS GUSTA QUE LOS DEMAS HAGAN LOS CAMBIOS Y SOMOS BUENOS PARA OPINAR Y DECIR QUE ALGO NO NOS PARECE Y A LA HORA DE LAS HORAS NO HACEMOS NADA. MIRA LA GASOLINA, ES CIERTO QUE EL PROBLEMA ES MUNDIAL, PERO AQUI SI QUE SE PELAN. PAGAMOS EL SUBSIDIO DE LOS BUSEROS Y LO HACEMSO TODO Y, CLARO NO HAY AUMENTO EN EL PASAJE, PERO TODO LO DEMAS SUBE.HACE UNOS DIAS HABLABAMOS CON UNAS AMIGAS DE ESA COSTUMBRE DE BOTAR EN TODOS LADOS LA BASURA O DESPERDICIAR EL AGUA Y VOS TODO LOS DIAS LES MARTILLAS A LOS NIÑOS QUE NO LO HAGAN, LOS OBLIGAS A RECOGERLA, LES HACES CONCIENCIA DEL PROBLEMA... Y EN EL RECREO, CUANDO NO HAY NADIE CERCA QUE LES DIGA ALGO, DEJAN TODO COMO UN CHIQUERO. ¿QUE HACER?, ES MI GRAN PREGUNTA.

Anónimo dijo...

Interesante tu nota Tocayo. Mira respecto al UDN. Ese partido era un cascaron algo asi como el de los rosaditos renovadores, que en cada eleccion desaparecen. Pues me cuenta mi viejo que ese partido se los entregaron al PC de esa forma, y pues por ser ya un partido inscrito y legal, se penso estrategicamente utilizar como un vehiculo de lucha y de avance politico, el cual al final supero inclusive las espectativas. Por eso lo de Nacionalista.
Slds.
Rafael.

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Usuaria: Fíjate que existe esa mala costumbre: atacar al gobierno --ni siquiera al estado--, descalificarlo, etcétera, y al final esperar que juegue el papel de papá protector. No hay --y se supone que la izquierda sería la llamada a eso-- organizaciones civiles que den alternativas a "lo que hay" y a la vez preparen una alternancia sana en el poder. Vaya: si gana el FMLN, ¿en qué se va a apoyar que no esté ya hecho? El aparato de estado se encuentra ahora configurado para funcionar "de cierto modo", esto es: como ARENA lo ha organizado. O sea que el FMLN deberá gobernar según el estilo de ARENA mientras logra dar un viraje muuuy lento. No tiene planes alternativos, o no los ha mostrado, o están haciéndolos rapidísimo para cuando empiece la campaña. Porque no ha empezado, ¿eh? Sería anticonstitucional. (Cualquier abogado podría demostrar que desde hace cosa de un año hay gente pidiendo votos aunque no digan "Vote por mí". Eso me parece barato y detestable.)

Rafael: Después de las elecciones de 1967, el PC y varios sectores de izquierda trataron de organizar el Partido Revolucionario, en vista de que le quitaron el registro al Partido de Acción Renovadora. No se lo dieron, por supuesto, pero el proyecto se murió desde antes de que se llegara a tanto: el PC se puso a jugar a la maniobra y a cooptar los cargos de dirección a la brava, etcétera. Eso es lo otro: los intentos de hegemonizar las iniciativas siempre han terminado mal, o no muy bien, y en eso incluyo al FMLN. Éste era un proyecto interesante, abierto, plural, etcétera, pero se jugó "a lo de siempre", sin que Schafik fuera Fidel y dejando a la izquierda "no comunista" o afín a los comunistas atomizada, desprestigiada --de manera innecesaria--, etcétera. Y no sólo a ellos. Siempre me ha fregado cómo el FMLN destruyó la imagen de Zamora después de las elecciones de 1994, por ejemplo, o cómo combatió a Silva en las de 2004. O cómo desprestigiaron a los "renovadores". ¿Para qué? En el peor de los casos, era gente con la que se podía platicar y establecer cosas comunes; en el mejor, podía haberse armado la alianza política amplia e inclusiva que en estos momentos haría falta.
Ahora, aparte de consignas, no veo qué quieran o qué ofrezcan. Es un mal que no sólo priva en el FMLN: ARENA funciona igual, el PCN y el PDC quieren su cuota de poder, y ya no sé muy bien qué quieren el CD y el FDR.
No sé cómo surgió UDN. Sé que era divertido ver a los mismos del PC metidos en sus mítines, haciéndose los que no eran comunistas y, claro, negando que fuera una organización comunista. Y uno se la creía, por supuesto. (Vaya: no yo me la creía, y para ese entonces no pasaba de los 10-11 años.)

Anónimo dijo...

CLARAMOUNT CORONEL, UN NOMBRE PARA PENSAR Y REFLEXIONAR, UN CAUDILLO, DEMOSTRO TENER CARISMA DE LIDER, YA QUE SUS CONCENTRACIONES RARAS VECES LAS HA LOGRADO UN POLITICO EN EL SALVADOR, UN INDIVIDUO QUE FUE SINONIMO DE VALENTIA, HONESTIDAD Y PATRIOTISMO, MERECE QUE LE DEMOS SU LUGAR EN LA HISTORIA DE EL SALVADOR, QUIEN ESTE INTERESADO EN COMENZAR UN ESFUERZO BASADO EN LOS PRINCIPIOS DEL CORONEL, ESCIBANME A combatiente@yahoo.com, COMENCEMOS ALGO VERDADERAMENTE BENEFICIOSO PARA NUESTRA NACION.

Anónimo dijo...

LA HISTORIA ESTA BASADA EN LIDERES QUE CONLLEVAN A QUE LOS PUEBLOS ASUMAN SU RESPONSBILIDAD COMO TAL, ESO FUE EL CORONEL CLARAMOUNT,QUIEN SI NO ME EQUIVOCO ERA HIJO DEL GENERAL ANTONIO CLARAMOUNT, OTRO GRAN MILITAR QUE DEDICO SU VIDA A LA DEFENSA DEL PUEBLO, ES HORA DE QUE SE LES RECONOZCA COMO DICE UN AMIGO A ESTOS HOMBRES

M.CLA dijo...

Respondiendo al penultimo comentario SI, el Coronel Ernesto Claramount era hijo de el General Antonio Claramount. Y yo siendo su nieta y a 4 anos de su muerte me siento orgullosa de haber encontrado este comentario de una persona patriotica e idealista como lo era mi abuelo.