16 de agosto de 2005

46

Pues sí, mañana miércoles 17 de agosto cumplo 46 años. Como hombre moderno que soy, tengo una reunión de coordinadores de casas de la cultura a las 8:30, que termina a la 1:30. Luego me queda tiempo para comer e ir a otra reunión a las 3:00, que termina no sé a qué hora (no más de las 5:00, supongo), y a partir de entonces podría celebrar.
Soy injusto: rara vez tengo reuniones, y menos de las maratónicas. Nada más que ésta tocó mañana. Además, en la segunda se va a tratar de unos diseños que van a donar para construir unas instalaciones en la parte posterior de La Casa del Escritor, y hay que precisar detalles, espacios, cosas así. Ya hay contactos para donación de materiales de construcción, y también para conseguir mano de obra. O sea que bien lo vale.
Quizá extraño un poco los tiempos en los que uno cumplia años desde que despertaba y se la pasaba cumpliendo años todo el día, y en medio le daban a uno regalos, y recibía llamadas y visitas y un almuerzo y una cena y todo eso, hasta que quedaba con la panza llena y el corazón contento. Igual un par de los peores días de mi vida han caído en mi cumpleaños, así que no tendría que añorar nada.
Y de hecho no añoro, únicamente pospongo. El jueves Krisma tiene que dar clases por la mañana y recibirlas por la tarde. El viernes, si otra cosa no sucede, nos iremos a comer una buena pasta a Tre Fratelli, y después al cine y después ya veremos, siempre y cuando consigamos con quién dejar a Valeria.
Cada vez está más interesante Valeria. Por eso es bueno que pase el tiempo y que haya que medirlo por cumpleaños y navidades y fiestas patrias.

2 comentarios:

Aldebarán dijo...

Bueno, que pases un gran día y feliz cumpleaños.
Ánimo!

acetaldehido dijo...

¡felicidades...
me uno a las felicitaciones y buenos deseos en su cumpleaños.
quería hacer larga esta felicitación, pero, qué puedo decir más que eso. saludes a todos.

humildemente
herberth cea