23 de agosto de 2005

El ojo y yo. (Epílogo.)

Resulta que en medio de la discusión acerca del anonimato de los editores de El ojo de Adrián el tema se resolvió, conmigo, de la manera más sencilla: hoy por la mañana descubrí que Mayra Barraza, quien maneja el foro Arte con voz en Yahoogroups, me había borrado de la lista justo cuando le pedí que declarara si ella formaba parte del cuerpo editorial de la revista, y luego de reproducir los comentarios que hizo Thierry Davo en el post que está debajo de éste y en el blog de Jacinta Escudos.
La pregunta a Mayra era retórica: todos los colaboradores sabemos que ella y el poeta René Rodas son "el editor", pero no lo admiten públicamente, y por lo tanto no hay modo de reclamarles nada ni de centrar responsabilidades. Lo paradójico es que Rodas trabaja con David Escobar Galindo, en la universidad José Matías Delgado, y él (David) es el primer atacado en el editorial que provocó las protestas de más de un colaborador. (Somos al menos cinco los que pedimos que hubiera un responsable de la revista, con nombre y apellido.) Y precisamente ayer Mayra envió al foro una invitación a una exposición de "libro arte" que se realizará en la Feria del Libro, en la que ella participará. Lo primero que se dice en la invitación es que la exposición está patrocinada por CONCULTURA, el organismo al cual atacan con más fuerza en los editoriales y en la sección de "humor".
Es obvio que "el editor" seguirá anónimo, y que cualquier cosa que diga acerca de los motivos para permanecer así será sospechosa o parcial. Y es obvio que lo que exigen de los demás no es precisamente lo que están dispuestos a dar, entre otras cosas eso que los mexicanos llaman "valor civil". Lástima, porque era una muy buena idea, y Mayra hasta ahora ha sido una persona bastante recta, con una gran credibilidad y una obra más que respetable.