26 de junio de 2007

Cuando los escuadrones se unieron

El 11 de mayo de 1980 se anunció la formación del Ejército Secreto Anticomunista, integrado por diferentes escuadrones de la muerte, la mayor parte de ellos identificados como "institucionales", es decir pertenecientes a los cuerpos de seguridad del régimen, y algunos que quizá tuvieran un carácter "privado". Quizá lo que hubo fue un reacomodo de los mecanismos de represión de la ultraderecha y el régimen más que una "vocación de unidad", que estaba dada de antemano.
En él se anunciaba una "primera etapa" de asesinatos contra figuras políticas, sociales, militares y religiosas importantes; varias de ellas, en efecto, fueron asesinadas en los días, meses o años siguientes, aunque una buena parte --en especial los que se exiliaron-- logró sobrevivir, y hasta la fecha.
Hubo algo desconcertante: en la lista de los condenados había muchas personas que ya habían muerto, una buena parte asesinadas por los propios escuadrones o los cuerpos de segurida, y es improbable que de algunos no lo supieran, como el arzobispo Óscar Arnulfo Romero, asesinado el 24 de marzo, casi tres semanas antes. Según la interpretación de la época, era un modo de confundir, y de tratar de quitarse de encima algunos crímenes ya cometidos. Me parece poco creíble: si lo que están anunciando es una serie de asesinatos, poner a gente muerta es poco serio. Algo le pasó al redactor y por algún motivo no habrán visto a los que ya no estaban. Quizá creyeron que algunos asesinatos no se habían producido o que otros eran una pantalla para que alguien pasara a la clandestinidad.
Por ejemplo, aparece Raúl Castellanos Figueroa, muerto en 1967 en la Unión Soviética, tras la operación de un quiste de amebas en el hígado (hubiera vivido con unas cuantas dosis de medicamento salvadoreño; ¿qué sabían los médicos rusos de algo tan tropical); Roque Dalton García, asesinado por el ERP en 1975; Lil Milagro Ramírez, asesinada, probablemente unos meses antes, mientras estaba presa en la Policía Nacional; el sacerdote Rutilio Grande, asesinado en 1977; Emma Guadalupe Carpio, asesinada frente a la embajada de Venezuela el 22 de mayo de 1979; Carlos Madriz Martínez, desaparecido por los cuerpos de seguridad; Mario Zamora, asesinado por cuerpos de seguridad el 23 de febrero anterior; Walter Béneke, ex ministro de educación, de ideología derechista, cuyo asesinato fue atribuido --falsamente-- a la guerrilla; Felipe Peña, muerto el año anterior junto con su esposa en un enfrentamiento con la Guardia Nacional; Rafael Arce Zablah, muerto en un enfrentamiento el 26 de julio de 1975. Hay más, cuyos nombres no identifico en este momento; los tengo anotados en alguna libreta.
José Napoleón Rodríguez Ruiz aparece dos veces; quizá se refieren al ex rector de la UES (que no se llamaba José) y su hijo (que sí), vicerrector cuando se perpetró la ocupación de 1972. Félix Antonio Ulloa fue asesinado unos meses después de emitido el comunicado. Mi padre, según recuerdo, aparecía dos veces: como Rafael Menjívar "ex U.", y como Rafael Menjívar Choto o Rafael Alfonso Menjívar; quizá sea el nombre que aparece tachado, aunque varios que no aparecen en la lista han asegurado que se trata de ellos mismos.
Tampoco hay mucha claridad acerca de cuál organización opositora es qué, ni a quién pertenecían las organizaciones sectoriales. Nada más marco uno: Óscar Bonilla aparece como "FARN-AGEUS": en realidad era de las FPL, y la AGEUS no pertenecía a la FARN, ni podía: la organización "madre" era la Resistencia Nacional, las FARN su brazo armado y AGEUS tenía muchas vinculaciones con las FPL.
Claro que, con la cantidad de siglas que les encantaba poner en ese entonces, no había modo de dar pie con bola.
(Agradezco a CMH por proporcionarme éste y otros materiales.)

7 comentarios:

Aniuxa dijo...

No pues... y qué decir... Yo no sé. Sólo da como escalofríos y una sensación de impotencia.

Beka dijo...

put#$% !!!


Yo juraba, que... (aunque si creía en que habian existido los fulanos escuadrones de la muerte) esos nombres eran hasta cierto punto míticos y que esas frases: "Ayudennos a eliminar a esos vendepatrias y comunistas criminales" era un poco exagerado!!!

O sea que , el hecho de que hoy me tilden de comunista sin serlo, podría tener implicaciones que ponen en riesgo hasta mi vida!

que terrible, lo peor es que por desconocer nuestra historia todavía hay tipos (jóvenes) que se atreven a hablar despectivamente de la gente que protesta llamandola comunistas cochinos y todas esas cosas que uno se aflige de oir.

que... horrible...

Gracias por presentar partes y trozos de historia a los que nacimos despues.

Beka dijo...

"organizaciones Criminales de Izquierdistas"!!!

O sea, perse , el izquierdista era criminal?

Ya veo porque esas mañas no se quitan y las cosas se siguen repitiendo.. sino miremos a Figueroa y sus discursitos!!!

He terminado asustada de leer esto!

Beka dijo...

Rafael:

¿Puedo usar estas copias, para reproducirlas en otra parte?

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Obviamente, Bk, son propiedad de todos. Claro que puedes usarlas. Y mientras más se difundan, mejor.

Beka dijo...

gracias. Todavía no me pasa la impresión, la desesperación, el escalofrío, la tristeza...


aaah talvez debo agradecer cada día haber nacido una decada posterior y tener la oportunidad de construir una sociedad nueva

Aldebarán dijo...

La lista es larga y al terminarla uno recuerda muchos nombres de personas que ya no están. Tenía muchos años de no recordarlos aunque sea por sus nombres.

Se me ocurre la publicación tenía el objetivo de generar terror y hacer que los posibles blancos huyeran del país, pero algo me dice que planeaban (o tenían la ilusión) de matarlos a todos.