12 de junio de 2007

Matador

Una clásica de Los Fabulosos Cadillacs.
Creo que cualquiera que haya sido perseguido político siente frío cuando oye la letra.


2 comentarios:

M.R dijo...

¡Uy, sí, usted! Terrible. Da no sé qué.

Histéresis dijo...

Combinada con la del León Santillán (adelante de esta, creo que la seis de ese disco) qué tal?...

saludos