14 de junio de 2007

En Texacuangos


Gracias a Aldebarán y a La prensa gráfica me entero de que Mélida Anaya Montes, la Comandante Ana María, está enterrada ahora en Santiago Texacuangos, luego de ser repatriada desde Managua, como dijimos ayer. Interesante que se conociera antes en un medio de prensa español. La nota está aquí.
Y pongo algunas fotos, por no dejar.
Hay una en especial que me produjo pesadillas durante algún tiempo, aparecida en la primera plana de Barricada, justo después del asesinato de Ana María, y es la que encabeza este post. El cuerpo de la comandante aparece a la derecha, degollado y con marcas de picahielo (algunas parecen hechas post mortem), y a la izquierda el presidente Reagan parece burlarse, lo cual era la intención del diario. (El picahielo y el cuchillo pueden verse en la foto de la derecha.) Muy pocas veces en la historia la CIA ha desmentido o confirmado su implicación en acciones encubiertas, las haya realizado o no. Esta vez, cuando la acusaron del crimen, de inmediato se desmarcó. Y con razón; ni a la CIA podría gustarle estar metida en algo así.
Los sandinistas resolvieron rápido el crimen: el mismo día ya estaban interrogando a las personas precisas, y el mismo día del entierro de Ana María capturaron a Marcelo, el autor intelectual. (Hay una foto en la que aparece en el sepelio.) Aunque en un recuadro de la nota de LPG se asegura que Marcelo confesó de inmediato que Marcial ordenó el asesinato, es falso: siempre se declaró como el único culpable, y por eso Marcial fue explícitamente exonerado en marzo de 1984. No sé qué diga Marcelo ahora, pero durante el tiempo que estuvo preso en Nicaragua --fue liberado a la llegada de Violeta Barrios al poder-- se declaró como el único culpable. Incluso las FPL corrieron la voz de que había un video en el que Marcelo confesaba que Marcial lo había ordenado, y que se daría a conocer en su momento. El momento no ha llegado veintic.
Abajo, la portada de Barricada en que se anuncia la muerte de Marcial. Se suicidó el 12 de abril de 1983, pero se dio a conocer apenas el día 21.
De verdad que hay mucho por explicar...


7 comentarios:

REYZOPE dijo...

jejejeje!

Te quedaste a localizar huesos!

Escribi mejor algo por los vivos, o por le medio muertos...los que tienen hambre y desnutrición, asi como los enfermos : los abandonados por el gobierno y por el sistema!

Claro que no lo harás. Claro que no!

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Siempre lo hago. Lo que no hago es borrar los posts a media discusión.
Hay muertos que merecen la vida, y también por ellos hay que hablar.
Hagamos algo: dividámonos el trabajo. Tú escribe sobre cosas que valen la pena y yo me quedo en lo que estoy. A eso le llaman "división social del trabajo": unos hacen sillas, otros escriben sobre cosas que valen la pena, otros son médicos, yo escribo lo que puedo y --sobre todo-- lo que se me pega la gana. Es la idea de un blog. Del tuyo, del mío, de los de todos.
¿Te parece correcto? Es decir: si nadie escribe sobre lo que tú quieres, hazlo tú mismo. A mí me funciona...

Denise Phé-Funchal dijo...

Ahhh qué triste historia la de nuestros países... hace unos meses estuve en la hemeroteca haciendo un trabajo, revisando periódicos de los ochentas, y creo que no salía nada así sobre el mal llamado "Conflicto Armado Interno" (al cual deberían de llamar "matazinga en el interior indígena", lástima que ahora esto de ver muertos y degollados en la prensa, se ha vuelto lo cotidiano. Qué asco... ¿cómo me cambio de planeta? :(

Ricardo dijo...

Uhhhh, da escalofíos...

los recuerdos del porvenir dijo...

¿Cual escalofrios? Cada vez que se explora la historia de El Salvador se tropieza con un charco de sangre.

El problema es que ni se dan cuenta ni quieren cambiar. La vanguardia se quedo atrapada en los ochenta (saludos reyzope) y los conservadores estan felices.

Y nadie a la vista que desate el nudo.

usuaria anonima dijo...

Y ASI COMO ELLA HUBIERON MILES DE PERSONAS QUE MURIERON EN FORMAS HORRIBLES, NO SOLO EN LA GUERRA PORQUE AHORA HACEN COSAS IGUALES. LOCOS!!!

Anónimo dijo...

Estimado Rafael,
Soy ecuatoriano, e interesado desde algun tiempo atras en los sucesos históricos de los 70s y 80s en El Salvador. Este interés me llegó casi naturalmente leyendo la poesía de Roque Dalton.
Tengo una pregunta para tí. Tu desmientes que Marcial haya dado la orden de asesinar a la comandante Ana Maria. Sé que hay muchas versiones al respecto. Quisiera saber qué opinas sobre esta versión que hallé en la red http://www.radiolaprimerisima.com/noticias/15314