13 de julio de 2006

¡Insectos!


Algo que me sorprende de El Salvador es la variedad de insectos que hay, de todos los tamaños, colores, sonidos y grados de peligrosidad. Los zancudos, además, no son zancudos, sino kamikazes bien entrenados y dispuestos a vender la vida por una buena --y repetida-- ración de sangre. En el Defe casi podía bostezar mientras agarraba entre los dedos al zancudo de turno; aquí es casi imposible, y además atacan por la espalda. Sin contar con los escarabajos, mariposas, hormigas de todo aspecto, gusanos de lo más barroco y jejenes diversos. (Las arañas no son para tanto. He visto más y más feas en otras partes.)
Hace un rato, mientras se procesaba un DVD de cápsulas culturales, me puse a ver tele y el instinto me hizo agacharme antes de oír el zumbido, que fue el de un avión japonés candidato a Pearl Harbor. A mi lado apareció el insecto de la foto, no otro, al que clasifiqué como parte de la orden de los Qué Carajos Es Eso. Lleva como media hora sin moverse; ni siquiera se mosqueó (valga la metáfora) cuando le solté varios flashazos con la cámara. Ayer, por desgracia, no salieron las fotos de otro insecto que era mitad escarabajo, mitad cucharacha y el resto quién sabe qué, con alas de puntitos y un modo de caminar bastante marero.
No me dan miedo los insectos, pero tampoco me divierte estar descubriendo especies cada vez que giro la cabeza.
Se agradecerán informes.
 Posted by Picasa

12 comentarios:

Jacinta dijo...

Parece que son autóctonos de Los Planes, porque a mí esos animales me salían a cada rato (más grandes o más pequeños, negros, café o verdes), pero si uno no los molesta, ellos no se meten con uno. Es lo único que sé.

mogul dijo...

Tienes razón.
Por mi casa hay unos que parecen salidos de Jurasic park.
Creo que son la última evolución.

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Jacinta: Gracias; me tranquilizas. Lo que no sabía es que venían en diferentes colores y tamaños... El mío era XL.

Migul: El de la foto, creo, debe ser una mutación de algún mosco que comió pupusas demsasiado grasosas en Los Planes, si es cierto lo que dice Jacinta de que son originarios de aquí.

Aniuxa dijo...

MMMMMMMMM... qué tan grande era? Esas antenas están divinas! Son bonitos los insectos... De chiquita hice un insectario... tenía hasta piojos y cucarachas... eso fue un asco. Pero así de lejitos sin que le ponga los alfileres no me dan miedo (es que bueno... las hormigas...)

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Sin antenas, unos 7-8 centímetros.
Los piojos y las cucarachas no están entre mis favoritos, ni insectos ni humanos.

Aldebarán dijo...

¿Cómo es el modo de caminar bastante marero? Pregunto para las lectoras internacionales y para mí mismo. ;-)

Indira dijo...

uy...guacala...yo nunca he visto desos. a uste salarrue lo anda asustando. hagale una limpia a la casa...yo le puedo conseguir un brujo cachimbon. le aseguro que son desdoblamientos de almas en pena...pongase escapulario de nuestra señora del carmen.

EricJ dijo...

Suena como si me estuvieras describiendo Costa Rica, donde vivo. Qué increíble la cantidad de insectos qué existen por estas tierras de centroamérica.

Saludos!

Carlos dijo...

Me ha entrado por pensar en que la aparente proliferación de insectos podría ser producto de la disminución en la población de pájaros, la cual es producto de la destrucción ambiental. O sea, los pájaros se comen las orugas de los insectos antes de que se desarrollen y quizá por eso… Y si no hay árboles, no hay pájaros.

Y ¿dónde están los entomólogos salvatrucos que nos cataloguen la insectología para por lo menos tener una referencia que nos indique el nombre científico de éste y otros coleópteros?

Un cordial saludo.

Ah, y dicho sea de paso, leí "De vez en cuando la muerte" que me firmastes cuando nos conocimos en febrero (hace años había leído "El traidor"). Tengo un pariente en El Salvador en estos momentos y me interesa que me compren "Trece", "Vivir sin piel" , "Tiempos de locura" y la traducción que hicistes del libro sobre Mangoré. ¿Dónde se pueden conseguir en San Salvador?

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Aldebarán: Pecho y panza al frente, brazos hacia atrás, mandíbula hacia arriba y sin miedo a la muerte.

Erickj: En Costa Rica lo que hay es una cantidad indecente de especies de vegetación. Alguna vez, en Playa Negra (Puerto Viejo), me puse a contar la cantidad de especies que había en unos cuarenta metros (a lo largo) y no les hallé fin.

Indira: Prefiero el Raid; es más tangible.

Carlos: Híjole... Todos mis libros andan por todas partes. Trece se consigue en México, Instrucciones para vivir sin piel está inédito en español y se consigue en Francia, y Tiempos de locura en La Casita, en Plaza San Benito, pero que se apure, porque sólo quedan algunos ejemplares.

soysalvadoreno dijo...

A travez del blog, conoci a un entomologo salvadoreño que no vive en El Salvador y firma con el nombre Dr. Kabuto.

Le envie la foto del insecto y me respondio lo siguiente:

"Que ondas, no es tan raro, es un escarabajo (Coleoptera) de la familia Cerambycidae aqui en esta direccion del INBIO podes ver un poco mas de la informacion. Estos escarabajos son comunes en los cafetales, las larvas barrenan los troncos y algunas veces son plagas de forestales.
Cualquier cosa, estoy a la disposicion.

PD. tanto como decirte el nombre de la especie de que se trata, no llego. Los escarabajos no son mi grupo fuerte. pero si consigo que alguien me lo identifique con fotos, te lo digo despues.

Saludos"

Me habia quedado con la curiosidad, pues nunca habia visto un insecto como ese.

Ya le envie la direccion de esta pagina al Dr. Kabuto, por si mas adelante actualiza la informacion.

Saludos

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Debe ser el pariente anoréxico de la familia, porque los escarabajos también pululan por casa, incluidos los de línea dura, con caparazón, caminado de pánzer y barriga hasta en la espalda. Y viéndolo bien hasta es bonito, el flaco.
Antenoche apareció una polilla prehistórica (como 6-7 cms.) con dibujos color mandarina. Y en La Casa he visto unos gusanos bastante notables.
Gracias a ti y al Dr. Kabuto.