12 de julio de 2006

Mi mamá, pues


En el capítulo anterior de este blog se informó que mi mamá vino de Costa Rica la semana pasada. Parte del objetivo era que fuéramos un par de días a la playa; otra parte era platicar después de varios meses de no vernos, algo así como... híjole... un año, o más. (Me dio sed pensar en el tiempo. Voy por un trago de algo y regreso.) (Listo.)
Mi mamá es la señora de la derecha y se llama Elsa Ochoa Molina. A su lado está mi tía Irma, que en realidad no se llama así, sino María Antonia, pero a la abuela Mina no le gustó el nombre y desde que nació la metió en la larga lista de los "socialmente conocidos como..." Su mamá, Dominga Morales, también le decía "Irma" (o Mima o Mimita), y hacía los frijoles refritos más maravillosos desde la fundación de Cartago. (Quizá desde antes, pero mi memoria histórica es corta.) Inventó una receta para la langosta que quiero reproducir cuando pueda comprar unas langostas, y su carne guisada con papas era de lo mejor. Luego aparece, en la foto, la Vale, en su versión 2.1, y Krisma. El que está detrás de la cámara soy yo; perdonarán que no los salude.
Pues resulta que mi mamá se enfermó el domingo por la mañana y tuvieron que meterla en el hospital y ponerle sueros y cosas que le vienen poniendo desde hace un par de años cada vez que se enferma. Se hizo la valiente y quería que nos fuéramos a la playa el lunes, invitados por Silvia Castellanos, viuda del escritor Ítalo López Vallecillos. Silvia es mi mamá honoraria, en especial ahora que su hijo Víctor (físico nuclear estudiado en Alemania, conocido por el alumnado de la UCA por el aterrador apodo de "El Máster") se fue a Costa Rica a dar clases a la UCR. Su otra hija, Lucy, vive en Estados Unidos, e Ítalo hijo en Madrid. Hablé con el tío Mauricio y nos pareció imprudente llevar a la señora a la playa, y también el martes, y por fin mi mamá entró en razón y decidió ponerse a descansar. Ya quedamos en que vendrá el jueves para hacer un stroganoff que le sale de maravilla, y que sólo una vez me he atrevido a cocinar. Me salió bien, quizá demasiado bien, pero el chiste es que lo haga ella, lo que son los sabores y las comidas de infancia. (Debo confesar que lo comí también en dos lugares de la colonia Condesa en mis últimos años en México; fueron momentos de debilidad.) El viernes me toca cocinar a mí. Ya me inventaré algo.
El día de la foto, el sábado pasado, no cocinó nadie. Se le ocurrió traer para el almuerzo un montón de empanadas de leche y de frijoles, chorizos asados y chow mein; creo que allí debí sospechar que andaba mal de salud. (Para los extranjeros: las empanadas salvadoreñas no tienen que ver con las empanadas normales ni con nada que lleve ese nombre. Son tortitas hechas de plátano macho y se las rellena con leche preparada con maicena, canela y azúcar, o con frijoles licuados y bien fritos. Uno de mis vicios son las empanadas con leche y con frijoles, ambos al mismo tiempo. Y si prescindimos del plátano, mejor: la leche revuelta con los frijoles, y listo. Espero que eso no aparezca en mi biografía o que ningún académico se entere, o quedará al descubierto el porqué de algunos de mis personajes.)
Y bien, se va el sábado. Ya estoy preparando los encargos para algunos amigos de por allá. Hasta pensé en ir a dejarla a San José, si estaba demasiado débil después de salir del hospital, pero la señora es más fuerte de lo que debería a sus casi 71 años y me frustró el viaje. Desde hace tres años estoy intentando ir a Costa Rica para estar el 7 de agosto allá, el día del aniversario de la muerte de mi padre, quien ahora (como se dijo en el post anterior) estrena tumba. Lo hice durante los primeros años, pero después no pude, en especial por cuestiones de trabajo. (Fui en noviembre de 2004, pero no vale.) Este año me toca estar en la Feria del Libro de Guatemala del 4 al 6 de agosto, según se dice aquí, y entre el 1 y el 3 estaré con la gente de La Casa en Guatemala, unos narradores bastante notables de los que ya he hablado por aquí: Denise, Renato, Vanessa (por cierto es salvadoreña), Quique y otros.
Hora de dormir. Acabo de armar un DVD con los videos de La Casa para llevarlos a Canal 10. Son ocho de poesía, cuatro de ficción y un pequeño promocional acerca del taller de danza que dirige Johanna Marroquín. En rigor Johanna es mi asistente, pero me da no sé qué ponerla a hacer llamadas telefónicas que puedo hacer yo mismo y a tenerla encerrada en una oficina cuando afuera hay mucha gente que quiere bailar. El promo ya está en la página de La Casa; se puede encontrar aquí. Al igual que los otros videos, es más fácil y rápido bajarlos a la compu que verlos en línea. (Ya Jacinta Escudos me sugirió ponerlos en YouTube; creo que eso haré.)

-----
Para las víboras y víboros de siempre: Sí, siempre he tenido mamá. Y, como estaba escrito en alguna defensa de algún camión mexicano, "Mi mamacita no tiene la culpa." Cambio y fuera. Posted by Picasa

6 comentarios:

Indira dijo...

comparto su felicidad!!!
que linda su mama, pero mas linda su hija.
tal vez los aplaudo en guate, quiero ir a la feria, pero aun no tengo fecha.
buen dia.

Tzaviere dijo...

Entrañable entrada. Me gustó eso de «Vale, en su versión 2.1», entre muchas otras cosas. Espero que tu señora madre se reponga totalmente. Y también espero ver algún día en Canal 10 los vídeos de La Casa. Saludos.

Herberth Cea dijo...

Yo no quisiera ver el video en que aparezco en la tv,
suficiente con la página. ¿Dígame que no salgo?

usuaria anonima dijo...

Es tan feo que la mamita se enferme, mi mama se puso gravisima en domingo y como soy .... soy...tan (hoy si me lo he ganado) dunda, fui a su casa y como olvide la llave y creyendo que no habia alguien di media vuelta y me fui. A la hora (ya en mi casa) me habla diciendome que si voy que esta muy grave. Queria llorar y decirme de todo, como no toque o llame por tel? , todavia me lo pregunto..... pero gracias a Dios ya esta bien. Uno se quisiera que las personas que ama nunca sufrieran...pero, ni modo. Ojala tu mama este bien.

soysalvadoreno dijo...

Perdon, por este comentario/pregunta "fuera de topico" (traduccion malisima) pero quiero preguntarle si ha leido y sabe quien es el autor de un libro que lei en mi adolecencia, pero que nunca lo he vuelto a ver, ni puedo encontrarlo en Google (!!!, ¿sera que no existes?) y que su titulo algo asi como "Un camarón que silba", y trata de una familia Rusa acomodadada de un funcionario comunista que enfrenta la amenaza de ser juzgado sumariamente por el partido (contexto, Rusia = URSS) y caer en la desgracia...

Cualquier pista sera de ayuda...

Saludos

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Indira: Gracias por los piropos para dos de mis mujeres. (El posesivo es de cariño, que conste.)

Tzaviere: Gracias también. Lo de mi madre ya es un asunto crónico, y espero que no la moleste demasiado en los próximos años. Lo trae desde hace casi cuarenta, así que no hay prisa.

Herberth: Sí sales. El poema es bueno, y el video está padre. Supongo que empezarán a pasarlos por allí del lunes en Canal 10. Voy a poner otros que tenía guardados para que el tuyo pase un poco más espaciado.

Usuaria: Lamento lo de tu mamá. Y no te culpes; esas cosas, junto con otras mejores, son las que hacen la vida. (Sonará a lugar común, pero la vida es el lugar común donde estamos platicando.)

SoySal: No tengo ni idea del libro que me dices, pero suena bien. Si averiguas el título, avísame.