27 de julio de 2006

Rafael Menjívar, entomólogo

Me emocionó mucho leer un titular que dice que Rafael Menjívar es entomólogo y estudia el mosquito Aedes, porque a veces hace falta cambiar de actividades y porque los insectos --excepto los zancudos-- me caen esencialmente bien. Pero resulta que es un tocayo que trabaja en la UES. La noticia está aquí.

5 comentarios:

Denise Phé Funchal dijo...

algunos tipos de bichos si los tendrás estudiados ¿no?

vanessa núñez handal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
vanessa núñez handal dijo...

A mí lo que me impacta es el gran parecido físico. Pero bueno, dicen que se tienen 7 dobles, no es así?

vanessa núñez handal dijo...

Y bueno, justo reporte de la Filgua 2006. Hoy fuimos con Denise, y la conclusión fue: muy poca variedad, pero lo que hay sí está a mejores precios que afuera. La DPI trajo unos cuantos ejemplares, de lo que creo pensaron se vendería más, lo típico: Dalton, Menendesleal, libros de posguerra, Castellano Moya. Ah y estaba La Era del LLanto de Krisma! Otras editoriales parece como si hubieran llevado sólo los libros que se les han quedado pegados. En el programa aparecés vos, en una foto de mirada provocativa y a todo cigarro, junto a Oscar Nuñez, (ya vas a verte). De eventos interesantes habrá un Foro de narrativa centroamericana, uno de narrativa de mujeres y otro de poesía.

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Vanessa: Sólo hay seis dobles y medio, y a mí me tocó ser el medio, creo. Me can confundido con uno que hacía propaganda sucia para el FMLN, con dos abogados, con dos médicos, con mi papá y una vez conmigo mismo, nomás que creían que yo era mi propio papá. Ésa fue la más humillante. "No creo que puedas hacer nada como lo de tu papá, ni como periodista ni como escritor." "Mi papá es economista." "¿En serio?" "Sí." "Entonces lo que conozco es tuyo. Tampoco me pareció tan bueno." La mara se pela.
No tengo la menor idea de lo que voy a hacer por allá. Aún no me han dicho. Si me guardas por allí un programa, para la egoteca, te lo agradecería, porque en general uno se queda siempre sin esas cosas. Y voy a ver a Óscar después de... híjole... Veinticinco años. Estuvimos trabajando juntos en un proyecto en 1981-82, más o menos. Nos hemos escrito muy de vez en cuando, y no he conseguido cosas suyas; más bien andábamos en plan de periodistas. (Creo que era corresponsal de IPS en Costa Rica.)
Claudia está medio asustada de que la ponagan con narradoras. Eso de escribir "literatura femenina" no es muy para ella. Creo que tiene razón; sus cosas no requieren de apellido para ser buenísimas.