15 de junio de 2005

El Campeón

Reencontré otro cuento mío en una página de Argentina; está allí desde hace algunos ayeres. Hay una foto en la que aparezco en el Gran Cañón, en abril de 1999. Si hay un lugar donde uno puede sentirse pequeño y efímero es ése, aunque Claudia Hernández (magnífica cuentista salvadoreña) insiste en que es la Cordillera de Los Andes. Pero no he llegado hasta allá, así que me quedo con el Cañón como mi lugar favorito para pasear el complejo de inferioridad.
El cuento, en fin, se llama "El Campeón". Tardé en escribirlo unos seis años. Era una especie de ejercicio interminable. Lo encontraba, lo corregía, le añadía algunos párrafos, lo perdía durante algunos meses y así. Al final lo terminé. Le corté casi la mitad y quedó como aparece aquí. Cualquier evocación a Hemingway es vil y nefasta influencia.