24 de junio de 2005

Por qué no soy maestro

Hace poco fue el Día del Maestro, y de pasada oí en la tele el himno que nos hacían cantar de niños, y que supongo siguen haciendo que los niños actuales canten. Era igual de espantoso que como lo recordaba:

Dulces himnos cantemos de gloria
al maestro abnegado en loor,
y ensalzemos doquier su memoria
entre cantos sublimes de amor.

Noble apóstol que siempre en la lucha
a la ciencia la haces triunfar.
Dando aliento a los niños se escucha
en las aulas su voz resonar.

A tus hijos las más rica prenda
del saber el ejemplo les das.
Para ellos haced que descienda
de los cielos hermosa la paz.

Encuentro que el diario La Hora se lo atribuye a Gabriela Mistral, pero me parece más malo que las cosas malas de doña Gabriela, y no hallo otra referencia en ninguna parte. Es incluso peor que cualquier cosa de Juan José Cañas, a quien entre otras cosas le tocó escribir el Himno Nacional salvadoreño y salutaciones diversas con un verso de lo más torpe. Claro que el hombre era militar, y ya dijo Bernard Shaw que el término "música militar" le parecía un contrasentido; digo yo que la "poesía militar" es otro tanto.
Como anécdota, una vez el ministro de defensa de Honduras se costeó un poemario que distribuyó en cuanta librería se le puso enfrente. Al día siguiente el presidente Oswaldo López Arellano mandó a recogerlo y destruirlo, y la izquierda a difundirlo en fotocopias. Yo era chavo y me tocó ver algunos poemas. Eran maravillosos. Había una especie de haikú que decía más o menos así:

Con mi M-1
me mamo uno.

En fin, si van a cantarme en mi día un himno como el que aparece más arriba, mejor me dedico a otra cosa. Bailarina de can-can, por ejemplo; las letras no serán tan ambiciosas, pero la música resultará más alegre.
(Tener que ser maestro y encima soportar que le canten a uno cosas así, y hasta verse obligado a dar las gracias... Qué horror.)

6 comentarios:

Aldebarán dijo...

Titulé mi post con el comienzo del himno y todavía no sé exactamente por qué. Una posibilidad es que es la única canción que sólo se cantaba una vez al año. Efectivamente, nunca me gustó, pero está asociada al día del maestro.
Me parece que son de las cosas que el oficialismo mantuvo por mucho tiempo, con el afán de exaltar una realidad que él mismo mantuvo (y mantiene) mal remunerado.

acetaldehido dijo...

sted no se considere maestro, lo es no por la fama del gremio o malo que sea el himno, no solo por el título que millones no se mereceny usted por supaciencia y dedicacion sí..
incluso con claudia habíamos acordado regalarle una tasa con su nombre por ya no llegamos a ningún acuerdo.
me ausentaré de la casa por razones totalmente ajenas a mi voluntad no será por mucho tiempo, pero sufriré mientras tanto.saludes herberth

acetaldehido dijo...

aunque usted--rafael menjivar-- no se considere maestro, lo es no por la fama del gremio o malo que sea el himno, no solo por el título que millones no se mereceny usted por supaciencia y dedicacion sí..
incluso con claudia habíamos acordado regalarle una tasa con su nombre por ya no llegamos a ningún acuerdo.
me ausentaré de la casa por razones totalmente ajenas a mi voluntad no será por mucho tiempo, pero sufriré mientras tanto.saludes herberth

Elmer dijo...

De plano que esos comentarios están bastente fuera de la realidad. ¿nunca fuiste a la escuela?...
Parece que no... o fuiste un mal alumno porque tienes un gran resentimiento que a la fecha ya lo hubieras sacado de corazón.

Maguie dijo...

Qué pena que usted sienta eso...aunque no fíjese. No es de sentir pena, más bien alivio, porque ser profesor es sencillo pero MAESTRO es de vocación y no todos tienen ese don.

Anónimo dijo...

Para el dia del Padre dicen: Felicidades a los "que de verdad" son padres. Lo mismo deberian de decir tambien para el dia del maestro, hay unos que lo merecen y otros que no. Por mi parte felicidades a los que de verdad merecen ser llamados maestros...