16 de abril de 2007

Claudia Hernández en Guatemala

Esta semana se presentará en Guatemala el libro De fronteras, de la cuentista salvadoreña Claudia Hernández. El libro es un hito en las letras nacionales a pesar de que son textos escritos por alguien muy joven (21 a 24 años, en su momento; ahora anda en los 31 y cerca de los 32). Son los cuento elaborados después de que fuera la primera centroamericana en ganar el premio Juan Rulfo de Radio Francia Internacional, a sus veinte años.
La publicación está a cargo de Editorial Piedra Santa, en su colección Mar de Tinta, que ya lleva varios títulos interesantes en su haber, en especial de escritores jóvenes guatemaltecos.
La noticia de la presentación la publica La prensa gráfica aquí, y puede hallarse aquí la página de Piedra Santa dedicada al libro.
Dice Claudia en una entrevista que el libro es una nueva edición --una revisión-- del publicado en 2002 de Mediodía de frontera. Ése fue un título decidido por el editor; De fronteras era el original, que ahora recupera con algunas correcciones a los textos y la incorporación de varios más. No conozco aún la versión definitiva del libro, pero estoy seguro de que será impecable y llena de la inteligencia literaria --y de la otra-- que caracteriza a Claudia.
Me da gusto que cada vez más obras de salvadoreños, y con mayor frecuencia, estén publicándose en el exterior. Sería excesivo decir la "la literatura salvadoreña" es cada vez mejor y más digna de méritos. Creo que aún no tenemos algo que pueda llamarse "literatura salvadoreña", sino a autores individuales, pocos aún, que hacen lo mejor que honestamente pueden, y cada vez lo hacen mejor. Es estimulante que la pequeña explosión literaria en El Salvador esté a cargo de artistas jóvenes, a veces muy jóvenes, que a su vez están creando nuevas concepciones del oficio y de las letras nacionales. (No digo que para muchos, en especial algunos "viejos" sea agradable, y no tiene que serlo. Nuestra literatura --digamos que sí la hay-- está en una crisis, que me parece positiva, y los más jóvenes son su piedra angular, como debe ser.)
La presentación será el jueves próximo durante el XV Congreso Internacional de Literatura Centroamericana, que se realiza en Antigua Guatemala. Aquí hay más información acerca del congreso en La prensa libre, de Guatemala, Felicidades a Claudia y felicidades a todos nosotros.

4 comentarios:

REYZOPE dijo...

Este comment no tiene nada que ver con el posteo:

Puta Rafa, me he estado cagando de la risa, recuperando lo que no habia leido, sobre los dimes y diretes interblogs.

Leyendo sobre tu posteo del tiempo en que era facil ser de izquierda y el posteo-respuesta del tepezcuintle, ademas de varios comentarios dejados en multiples blogs, que hablan de vos.

Lei sobre la menra en que te defiendes a lo que el Tepz escribio sobre ese tema, el de la izquierda.

En una respuesta que enviaste le dijiste que él ''habia encontrado el enemigo de clase en un escritor de novelas policiacas'', o algo asi iba la cosa.

Pero, a lo que quiero llegar, porque ya sabés que no me ando por las ramas, es que en realidad vos no sos ningun enemigo de clase. Pero...he aqui el pero..cuando te decidis a escribir sobre politica y tomar posicion (aunque te subrayo, tu posicion en estos temas siempre ha sido la de gallo-gallina, siempre por las ramas, nada frontal, siempre por la tangente. Mas en una posicion tercerista-centrista-renovadora sin beligerancia en estas duras tierras), debes de esperarte a ese tipo de respuestas.

No estoy diciendo que son las respuestas apropiadas, eso dependera de la posicion con que las veas.

En otras palabras, tiras la piedra y luego querés esconder la mano. Tomas alguna posicion y luego te refugias en tu calidad de escritor novelero. Puta! en qué quedamos entonces? Mejor inscribite al PCN, que esos tienen ''decision, definicion y firmeza'', y no te andés con pajas ni, como diria cualquier salvadoreno : SIN CULERADAS!

Ademas, tu posicion politica esta clara : sos un desencantado y tomas algunas actitudes revisionistas. Pero revisionismo a partir de qué trampolin? Si nunca te tiraste a la piscina!

Ya sabemos quien te alaba : intelectuales de derechas y terceristas-renovadores (arrepentidos ex-izquierdistas). Yo solo te hago esa observacion, mi posicion ya la conocés pero eso no me impide ver el partido desde los graderios.

Vos, aunque no lo querras, el partido lo querés ver desde la cancha...Cuidado con las patadas!

Atentamente,

Reyzope

PS: Espero que no te encabronés porque yo seguiré cagandome de la risa!

Au Revoir mon pot!

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Fíjate qué interesante: que esperes una posición política definida de un escritor de --digamos-- novelas policiales. Si te digo la verdad, a como están las cosas, lo que menos intento tener es una posición política. No porque ponga en riesgo mi trabajo, que trabajos hay, sino porque no está en mi naturaleza.
Hay un error de base: este blog no es una tribuna, no es una declaración de principios en más de cuatrocientas partes: es mi diario personal. En serio. El que diga lo contrario, que lo diga; para eso tendrá el suyo.
A lo sumo por aquí diré lo que pienso de algunas cosas que rozan con la política y la ideología, pero no me voy a meter en partidos, porque no me interesa. Tengo mi partido, que es la literatura, y mi ideología es mía, y sigue estando a la izquierda, más radical de lo que pudieras pensar. ("Radical" y "violenta" no es lo mismo; radical viene de "raíz".)
Lo que pasa es que existe la mala costumbre de esperar que alguien que es considerado una "figura pública" tenga opiniones acerca de todo, y en especial de cosas que no sabe. Mi límite es ése: no voy a hablar de cosas que no sé. En el peor de los casos plantearé dudas, o, como buen dilettante, diré lo que buena o malamente piense acerca de lo que se me ocurra, Mata Hari incluida.
Desencantado a lo mejor sí estoy en cuanto a ciertas... uh... soluciones reales. Eso no significa que no crea en muchas cosas; en lo que no creo es en los... uh... ¿diré cabrones?... que andan moviéndolas.
Revisionista... Híjole, hacía años que no oía ésa. En las FPL así les decíamos a los del PC, que son los que controlan ahora la tienda. (¿Controlan? Brincos dieran.)
Lo mío es más simple. Tengo mi historia de luchas, victorias y derrotas políticas, de las que no he hablado ni pienso hablar, y hasta dejé trabado mi pedazo en alguna metafórica cerca; yo sé qué he hecho y qué no, y de qué lado estoy. Eso no es negociable, ni discutible, ni siquiera contable. Hay demasiados que exigen medallas por cualquier cosa que hayan hecho, y no creo que alcancen para mí. (Los que las merecen no las piden: sólo siguen viviendo, orgullosos de que al menos lo intentaron, y haciendo lo que pueden para que las cosas mejoren con las herramientas que tienen.)
Hubo una guerra en la que murió muchísima gente, y murió para que los que quedáramos tuviéramos espacios para seguir luchando para que las cosas mejoraran. A mí me ha tocado pelear mi batalla desde el lado de la literatura, con buenos resultados a juzgar por el trabajo de los compañeros con los que tengo el orgullo y el privilegio de trabajar. Soy periodista, y también desde allí he hecho lo que he tenido que hacer. Si digo que soy músico me van a empezar a llover anónimos diciendo que soy un farsante, pero en un rato pongo algo de lo que he hecho, porque --como siempre-- se me pega la gana. Y como traductor me he ganado la vida en México y un rato en Estados Unidos, aquí me he llevado una lanita extra de tarde en tarde, y he podido traducir a algunos maestros para entenderlos mejor.
No busques más donde no puede haberlo. Soy un escritor. Sé de literatura, y mucho. Tengo alguna obra en algunos lugares. Es en la literatura donde estoy peleando, al lado de los mejores soldados que hubiera podido encontrar. Casi no se habla de política en La Casa, por un motivo bien importante: hay gente de todas las ideologías, y allí no es la Asamblea, sino un lugar de formación y reunión de escritores. Hay quienes escriben panfletos --muy bien hechos-- o poemas de amor, poesía mística, lo que quieras, y todo se vale... mientras haya calidad. Si me la paso en la jodedera de que soy de izquierda (o de derecha, o vendido a ARENA o lo que se te ocurra), lo que va a pasar es lo que pasa en los partidos: va a haber gente que sabrá mucho de pintar muros y hablar contra lo que se le ponga enfrente o buscar y encontrar conspiraciones detrás del octavo trago, pero van a ser escritores mediocres, y de ésos ya nos sobran.
La prueba de que vamos bien es la sarta de ataques, bajezas (hasta a mi hija de tres años insultaron, mira tú los niveles) y blogs anónimos. Y se supone que vienen de gente de izquierda, de los que sí tratan de meterse en la cancha a jugar al juego que dices, pero sin el riesgo de que los vayan a golpear, de allí el anonimato cuando se habla de cosas serias. Y entre sus herramientas están el racismo, el clasismo, los intentos de destruir moralmente a... uh... gente del pueblo al que defienden.
Lástima que no hayas podido venir a La Casa un domingo por la tarde; verías quiénes son esos "muchanchitos" a los que hostigan, y sabrías por qué les tienen miedo o --como dijo un o una comentarista en otro blog-- les aterra ver cómo "se nos están colando" en el mundo de las letras. Los marginados, los "pobres", a los que ellos mismos no hubieran vuelto a ver, y que ahora escriben como ellos no escribirán jamás.
Ésa es mi batalla. Lo demás es lo demás.
Me divirtió bastante tu modo de decir las cosas, y supongo que era tu intención. Lo importante es platicar, ¿no?
(Me encantó cuando en Hunnapuh llegó alguien a decir que me estabas golpeando duro por aquí. Me parece que hay mara que no entiende mucho. Hace falta práctica en el simple arte de conversar sin terminar a cuchilladas. Algún día.)

sandra dijo...

Leí lo de Claudia ayer en el LPG y me alegra mucho, aunque no tengo el gusto de conocerla personalmente, pero conozco algo de su trabajo y me gustó mucho. Felicidades a Claudia.

Saludos.

Aldebarán dijo...

Me gusta nuestra "representación" en el Congreso de Guatemala. De lujo, pues.