23 de mayo de 2007

Literatura por correo electrónico

Anoche vino a casa Aquél Cuyo Nombre Sólo Puede Mencionarse Bajo Circunstancias Extremas (Y No Todas Las Circunstancias Extremas, Ni Pronunciarse El Nombre Completo) y preparó, junto con Krisma, una mezcla de chop suey y chow mein bastante notable, de pollo con ejotes chinos (se ven con los ojos rasgados; igual son de otro lugar de por allá) y verduras varias.
Después de comer, Krisma le dijo que iba a trabajar con sus alumnos, en parte, a través de blogs, y Aquél Que Les Conté le recomendó que usara el Google Reader para llevar control sobre las actualizaciones.
Hasta ahora he checado a mano los blogs de los amigos y otros más, o sea que me llevo un buen rato para enterarme de que no los han actualizado. Hoy por la mañana me puse a jugar con el Reader y puse todos los blogs que veo y algunos más, como Letras libres de México y todo lo que haya de arte y cultura de El País, además de esa maravilla que se llama The Onion, un compendio de noticias extravagantes. No sé si voy a ser feliz, pero al menos veré de un golpe quiénes han actualizado sus blogs y quiénes no, y de paso comí un rico híbrido de chow mein y chop suey. (Nota: hay que comprar salsa de soya mañana; nos toca supermercado.)
El asunto es que hace un rato me llegó una noticia de El País donde se habla de que uno puede recibir libros completos (por ejemplo Moby Dick, si quiere) por correo electrónico o por RSS, a la manera de los viejos folletines por entregas. Me fui a meter a Daily Lit y ya me suscribí a los poemas de Eliot, que me llegarán en 25 partes, una por dia, y los de Emily Dickinson, que me llegarán ¡en 444!, los lunes, miércoles y viernes. Ah: porque puede uno pedir que los textos lleguen diariamente, de lunes a viernes y una vez a la semana.
No, no voy a revisar qué títulos tienen; si lo hago, seguro el tiempo que voy a ahorrar en ir de blog en blog me lo voy a gastar con creces en leer --y no todo-- lo que haya por allí. En vez de solucionar problemas con el Google Reader, me voy a meter en angustias.
Ojalá que alguien ponga un portal parecido en español. Y, pensándolo bien, no sería difícil hacer uno así de literatura salvadoreña... Uhm...
En fin. Hora de ir a La Casa.

6 comentarios:

Histéresis dijo...

El Google Reader es una maravilla.

Saludos

Ernesto Bautista dijo...

Asi que comiendo Chop Mein Suey estabas!

Claudia dijo...

Yo leo The onion desde el 2003, y aun no me aburre. Sobre todo porque no se como le hacen para inventarse cada noticia. Desde la opinion, las encuestas y la infografia...todo en si es muy bueno!

Aniuxa dijo...

El reader me ahorra mucho trabajo. Lo único que a veces me salen post viejos, tipo que quizás les cambiaron algo o los comentaron, un día me asusté porque vi 5 post nuevos de Zetino, pero todos eran de diciembre... quién sabe qué paso!

Soy Salvadoreño dijo...

Ya existe un lugar donde se pueden leer los titulos de los ultimos post de varios blog salvadoreños. El portal se llama "Voces Salvadoreñas".
Entre los blogs salvadoreños esta el suyo y de otros que me imagino lee.

Saludos

carlos dijo...

Yo use Bloglines. Todavía no he usado el Google Reader. Lo probaré.