22 de agosto de 2007

Querido diario:

Lo de que sacaran a Mauricio Funes del programa La entrevista, de Canal 21, me parecía previsible. No digo que bueno o malo, sino previsible: debe ser incómodo para los dueños tener al posible candidato presidencial de un partido político hablando con probables oponentes acerca del proceso en el que se encuentra metido desde hace unos meses. De que lo querían quemar, lo querían quemar quienes "abrieron" su candidatura, y lo triste es que llegó del propio FMLN. Eso no tenía que saberse antes de diciembre.
Allí estará para poner de contraparte el ejemplo de Julio Rank, y estará bien para la retórica, pero lo obvio es que sacaran a Funes del programa y del noticiero. No sé si se pueda o no ser objetivo o imparcial --o como quieras llamarle-- ante algo en lo que estás anímicamente involucrado. No sé si alguien sea tan frío o tan profesional para lograrlo, pero así las cosas.
Como recuerdas, me crié en un periódico bastante paradójico, El día, dirigido ni más ni menos que por un diputado en funciones (Enrique Ramírez y Ramírez), y luego por una senadora y directora a la vez de la Comisión de Ideología del PRI. Mi ventaja es que estaba en la sección internacional, y había una línea doble de lo más conveniente (para ellos y para mí): por un lado, una defensa irrestricta al sistema mexicano; por otro, apoyo a los movimientos populares en América Latina. Lo menos posible acerca de las broncas en Polonia, digamos, y apoyo a Cuba y Nicaragua. (El periódico se fundó en 1962 con objetivos bien definidos, y uno de los más importantes fue la defensa de la Revolución Cubana, que nunca cesó.) Así que ¿quién soy yo para pedirle a nadie objetividad o imparcialidad mientras está en la boca de un proceso electoral que ya mueve las mandíbulas?
Me parece, querido diario, que Funes es un precandidato fuerte y, sobre todo, con una credibilidad ganada a lo largo de muchos años de carrera. Hablábamos sin embargo con CMH que había sido demasiado temprano el lanzamiento, y que con dos años completos por delante alcanzaba para llevarse, sobre todo actuando desde la izquierda, más de un moretón político y muchos periodísticos, quod erat demonstrandum. Precisamente lo que se vio en riesgo desde el principio fue que, si entraba en la política, podía quemar sus naves periodísticas, y que cualquier cosa que dijera por la tele se vería como un gesto político. No debería ser pero, como ya te dije, así las cosas. Y se pondrán peores.
Ahora, si hay un precandidato frágil, es Funes, que paradójicamente es el que parece tener más apoyo popular. El problema puede venir del cansancio --de Funes y de sus eventuales votantes-- o del acostumbramiento, para el caso casi sinónimos. Emocionar o emocionarse durante algunos meses de campaña está bien, como en un romance apresurado, pero lo otro ya se parece a un matrimonio, y ya se sabe que con dos años uno conoce al cónyuge de tal manera que debe de verdad quererlo para que resulten agradables cosas que uno nunca toleró ni toleraría de alguien más.
Y está Arturo Zablah, también lanzado con una anticipación peligrosa, y peor aún: sin partido.
En la nota que mandé ayer a Centroamérica 21 para la próxima semana cerré con una aseveración que durante todo el día de ayer --y quizá en los próximos-- me ha estado dando vueltas, aunque no le encuentro aún el modo. En la nota dije que Zablah podría ser --cómodamente-- candidato de ARENA, el FMLN y CD. Lo dije con algo de humor negro, pero me parece una observación válida, y aquí viene lo interesante: ¿y si a su alrededor pudiera formarse un gobierno de unidad nacional? No sé muy bien lo que sea eso, pero sería interesante ver cómo ARENA, el FMLN y CD (con el PDC y el PCN no me meto) arman algo común alrededor de una figura común, una plataforma común, y al diablo, a ver qué se hace por el país.
Sé que es imposible, pero también era imposible que los Acuerdos de Paz duraran más de algunos meses, si acaso. Sé que están muy polarizados, y que el centro no ha logrado alzarse con una propuesta realmente alterna; hasta ahora sólo ha tratado de hallar un punto medio entre los dos partidos grandotes, y por allí no va.
Lo que veo es que, en un mundo ideal, valdría la pena el riesgo. Fíjate: ARENA tiene fuertes posibilidades de perder, el FMLN de perder nuevamente --o peor: de ganar--, CD es lo que es, y sigue siéndolo con la reelección de Héctor Dada Hirezi como su máximo dirigente; el problema es que no puede ganar, ni siquiera darle un susto a los otros. (El PCN y el PDC juegan un papel tan triste... Hay que saber cuándo morirse, pero me da la impresión de que no se trata de hacer algo por el país, sino de hacer corte de caja, como diría un viejo amigo en Acapulco, hace ya muchos años.)
¿Qué pasará, querido diario, qué pasará? Un poco de lo mismo, supongo.
Soñar es gratis, así que ejerzo el derecho.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuidado, que el diario te puede echar una buena puteada BIEN merecida...

No lo enojés, tan bonito que luce con el patito de carátula!

Y si el querido diario termina puteandote, eso ya sería el colmo de los colmos!. Aunque para las puteadas ya habrás desarrollado anticuerpos!

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

¿Por qué me iría a putear? ¿Por esperar que los partidos se pongan sensatos? A lo mucho se burlará un poco, allí sí con razón.
Pero la idea es buena. Es raro encontrar a alguien que pueda merecer el respeto de todas las ideologías. Sí, hay intereses de por medio, etcétera, pero para eso es mi querido diario. El papel en serio aguanta con todo.

carlos ventura dijo...

tienes razon soñar sigue siendo gratis, mientras no le claven un impuesto XD o lo conviertan en delito.

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Híjole... No he revisado la ley antimaras ni la antiterrorista. Ojalá que no le hagan cambios al código penal.
Los impuestos los pago, qué diablos.

Beka dijo...

Interesantes ideas, porque vamos, al menos tenemos derecho a idealizar las cosas, a escribir, a pensar.


En tu caso, ya sabes que para tí, hablar del FMLN es que comiencen a caer las pedradas... para uno es cosa normal.

jeje...

Saludos.

Y un muy feliz post cumpleaños (se me hace que aun tienes la resaca cumpleañera)

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Lo interesante es que creen que estoy atacando al FMLN, y no va por allí. Lo que hay es una dirigencia anquilosada que no entiende lo que ha pasado en el país, ni lo que está pasando, desde por allí de 1983, y para entonces ya les fallaba.
O sea: lo que no veo es una alternativa de izquierda, y el FMLN debería serlo. Pero pos ya ves.
Y gracias por la posfelicitación. Apenas ayer se acabó el pastel, aún hay gasesosa y un par de bolsas de frijoles.

Soy Salvadoreño dijo...

Dicen siempre que los votantes no escogen lo mejor, sino lo menos peor.
A su opinion, ¿que seria menos peor para este pais, otra administracion arenera o una administracion efemelenista?

Se que es una pregunta simple y maniquea, ¿podria dar una respuesta simple y maniquea tambien?

Ricardo dijo...

Lo que busca todo mundo es tomar una posición: "o sos de este o sos del otro"
Bueno, pues uno ve cómo podrían ir las cosas y en eso estamos. Al menos yo como ciudadano quisiera que los partidos se dejen de tanta paja y se comiencen a preocupar por el pais en serio.
El fanatismo también hace daño.