14 de diciembre de 2006

Por Heriberto Montano II


Anoche se realizó la presentación del libro La ciudad y la neblina, de Heriberto Montanto, en la Fundación María Escalón de Núñez. El producto de la venta del libro (que tiene un precio solidario de $10) fue (y será, porque se seguirá vendiendo) para ayudar a Heriberto en el tratamiento para la esclerosis lateral amiotrófica (o enfermedad de Lou Gehrig) que padece.
Fue conmovedor. La sala donde se hizo la presentación estaba llena. Había de todo, desde poetas hasta académicos, algunos políticos, amigos. No sé cuánto se habrá recaudado, ni es mi papel saberlo, pero los organizadores del evento entregaron el dinero al poeta, y el montón se veía grande. Aún quedan libros por venderse, así que ayuden, por favor.
Me dijo Heriberto que hoy le llega de Estados Unidos la primera parte de su tratamiento; en unos días sabremos cómo va funcionando.
Mañana 15 de diciembre hay un concierto en solidaridad con Heriberto en la Universidad Tecnológica, en el edificio Francisco Morazán, Auditorio de la Paz. La entrada costará $3.
En la foto, Heriberto Montano, su compañera Irma, el director del Hospital de Diagnósticos (no recuerdo su nombre; perdón), Gustavo Herodier, presidente de la Fundación María Escalón de Núñez; Federico Hernández Aguilar, presidente de CONCULTURA, y Paulina Aguilar, presidenta de la Fundación Poetas.

4 comentarios:

Astrolabio dijo...

¿Y esa esclerosis tiene cirugía, o medicamentos por el resto de la vida? Una solicitud si puedes y quieres: poner unos poemas de La ciudad y la niebla, para conocer más al poeta. Cordial saludo.

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Hasta donde sé, lo que se puede es contener la enfermedad, y se supone que en algunos casos revertirla hasta cierto grado con trasplante de células madres y esas cosas. El tratamiento que lleva Heriberto es nuevo, pero me dicen que ha tenido ciertos resultados en la reversión del proceso.
Luego pongo un par de poemas cortitos. Tengo un problema serio: además del trabajo atrasado, he empezado a escribir algo nuevo, y pos.

Bonampak dijo...

Me tomara la abusiva atribucion de
sugerir algo que pues no se Ud.diran he leido que vuestra persona y otra gente de la casa le hacen a la musica porque no organizar una medio tocada
asi no tan complicada,algo como medio informal en El Balboa o el MIrador, y que la contribucion del publico se le entregue,quizas no se cuanto se recaude pero el pisto no esta demas .Disculpen sugerir algo en lo que yo solo la idea ponga.(pero de "marañon" se puede venir Sr.Bonampak aunque sea a colaborar).

Gracias y ojala se mejore Heriberto

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Sí, hay que seguir haciendo cosas, porque la enfermedad continuará y no sólo se trata de lo que se haya vendido en la presentación.
Hoy hubo un concierto en la UTEC, y habrá algo más en los próximos días. Con Johanna Marroquín estamos viendo qué se puede hacer para principios de febrero (cuando la gente vuelva a tener lana otra vez).
Fíjate que no es mala idea lo de hacer algo en el Mirador. No sé qué, pero es buena idea. Aquí el único que toca en vivo es René, con La Pita Vieja; yo lo que toco es la computadora. Lo que no creo es que el público de a pie dé lana por un poeta sin saber quién es, así que tendría que ser algo con calidad suficiente para que vayan por... uh... calidad, pues.
Deja ver qué se puede hacer también con el grupo de danza.
Se aceptan sugerencias concretas mientras se nos ocurre algo.
Lo que vamos a ver es si Heriberto llega al almuerzo de Navidad. Necesitaría un voluntario que pasara por él; creo que vive por Ayutuxte.