30 de diciembre de 2006

Saddam Hussein fue ejecutado

Así dice aquí y en todas partes, se habla de sus crímenes pavorosos (nada comparado, digamos, a los del héroe Truman en Hiroshima y Nagasaki) y se le califica de cosas bien feas, que quizá fueran ciertas, pero todo huele tan mal y suena a una puesta en escena tan mal escrita...
Decenas de miles de muertos para llegar a eso. Decenas de miles de humillados. Un retroceso brutal en un montón de temas (derechos humanos, presunción de inocencia, deploración del racismo, habeas corpus, prohibición de torturas) que llevaron decenas y cientos de años en establecerse como signos mínimos de civilización, y que ahora están en manos y a discreción de un tipo aterradoramente tonto.
Recuerdo un cartón viejo de Chumi Chúmez. Era una tumba inmensa, abierta, con una lápida en la que se leía: "Aquí yacen 900,000 vietamitas y el orgullo americano." Así las cosas.
¿Y ahora?
El mundo, en serio, me queda demasiado grande; sólo soy un escritor que a veces trata de entender, y a veces de no entender. En este momento lo que quiero entender es que la literatura sirve para algo, y agradezco al compañero William Alfaro que haya publicado, en las mismas páginas en las que se habla de la ejecución de Hussein, una nota acerca de algunos libros salvadoreños publicados en 2006. Hay gente allí a la que quiero y admiro, como Claudia Hernández, Manlio Argueta, Krisma, Heriberto Montano, Horacio Castellanos y hasta yo mismo, si en ésas andamos.
La pregunta es: ¿qué sigue? Me parece que vamos por buen camino, haciendo lo que sabemos hacer, lo que de verdad sabemos hacer. Ellos también, pero no saben crear, ni les interesa. En eso les llevamos ventaja, aunque ellos manden.

3 comentarios:

Vanessa dijo...

Veía ayer CNN, y hablában sobre la "posibilidad" de que Hussein fuera ahorcado ese día, cuando de pronto dijeron que una televisora local lo había confirmado. Me dio un escalofrío bien feo. ¿Porqué siendo todo lo malo que se dice (y que bueno, no lo dudo) el tipo inspiró lástima en lugar de inspirar justicia???? Justamente por eso, porque "el bando bueno" todo lo está haciendo mal. Antes tenían cuidado con los guiones, cuidaban las escenas, vestían a la gente adecuadamente... ahora ni eso. Lo que indigna es que creen que nosotros, el público, somos imbéciles. Te juro que siento pena, por el tipo, y por nosotros. Y ahora qué viene?

Ixquic* dijo...

defender derechos humanos violándolos. Esa es la eterna hipocrecía de este mundo.

Jamás defendería a Hussein, pero a mi su muerte no me es grata, la vida de unos no la defenderé con la muerte de otro. Pero lo que si puedo es dar sanciones ejemplarizantes al mundo.

Pero bueno, con eso de la "autodeterminación" del pueblo y leyes de Irak que se puede hacer sino respetar.

Por eso es importantísima la Corte Penal Internacional.

Quizá al igual que a vos, muchos tienen la sensación que el mundo les queda grade (recuerdo ese apunte sobre la literatura y las mujeres), pero el hecho es que afecta.

Y creo que afecta porque los grandes crímenes ofenden a la humanidad entera y esa es la sensación que tenemos cuando vemos esas noticias.
+++++++++++++++++
Pd. se ve que la pasaron bien en la comida navideña!

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

El ahorcamiento...
Por aquí tengo un manual acerca de cómo se debe ahorcar a la gente en plaza pública, en cadalso, preparada por algún experto gringo de principios del XX o finales del XIX. La cuerda no puede ser corta, porque tarda mucho en morirse: el peso no es suficiente para quebrar la tráquea y generar inconsciencia. Si es muy larga, hay posibilidades de decapitación, así que no le crean a las películas en las que tiran al tipo de diez pisos y queda bien colgadito. Tenemos también el garrote vil, que llegó a extremos de perversión aterradores. O la inyección letal: cuatro, cinco o diez años eperando que le pongan tres inyecciones de las que sólo se sentirá la aguja de la primera, que además nadie tiene la decencia de poner a mano y decir: "No se preocupe, no le va a doler, soy muy bueno en esto." O Hiroshima y Nagasaki, o Dresde, o los escuadrones de la muerte o un par de comandos guerrilleros que recuerdo con especial desagrado.
El problema serio es éste: ya acabaron con el monstruo, el motivo "real" de la invasión (como Noriega lo fue en Panamá). No había armas de destrucción masiva ni Al Qaedas ni nada de eso, nomás gente resistiendo a los invasores (a veces muy bruscamente, digámoslo). Ahora ¿contra qué o por qué van a pelear?

Ixquic*: Conste que estuviste invitada, como se dice en algún post. Y sigues invitada. Domingos a las tres de la tarde. Si no, escríbeme a rafael.menjivar@gmail.com