19 de julio de 2005

Ahora sí



Alain Mala, director de Cénoname, me envió las pruebas electrónicas de Tierces personnes y la portada definitiva, que lleva (al igual que Instructions pour vivre sans peau) una foto de una de las dramáticas esculturas de Bruce Nauman. La versión anterior no la incluía porque, hasta donde sé, los agentes de Nauman no habían atendido las solicitudes de Cénomane; me alegra que Alain lograra comunicarse.
La traducción de Thierry Davo, como siempre, me encantó. Se preocupa por cada letra y cada palabra y cada giro. Cuando traduce es como si estuviera escribiendo de nuevo el libro, y así lo sufre y lo disfruta. Y así se lo agradezco. Terceras personas es mi libro favorito entre los que he escrito; no sé si el mejor, pero sí del que me siento más orgulloso. Me llevó diez años, entre escritura y corrección, y de allí salió todo lo que he hecho después. La primera versión tenía unas 225 cuartillas corridas; la definitiva, alrededor de 35. Un fragmentario, digamos. Hubo algunas notas académicas acerca del libro y algunos notaron, en la forma. una fuerte influencia de Elías Canetti (me avergüenza decir que no he leído nada suyo), y, en el tema, del Año de la guerra del cerdo, de Bioy Casares... que leí dos años después de publicarse TP, mea culpa.
Ahora Thierry está traduciendo Trece (que previsiblemente se llamará Treize), publicado en México hace como año y medio en una hermosa edición del Instituto Mexiquense de la Cultura.
Pongo en mi otra página, La mancha en la pared, los fragmentos que cierran Terceras personas, un montón de frases e ideas desarticuladas, a veces microcuentos, a veces sólo insinuaciones de cosas que no tengo muy claras. Esa parte se llama "Ripio" en español; Thierry encontró una maravilla de palabra para su versión en francés: "Reliquat."

2 comentarios:

Aldebarán dijo...

Muy bonita portada. Suerte con la edición.

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Se supone que esta semana se está imprimiendo y la próxima estará listo. Esperemos que así sea.