19 de julio de 2007

Amigos

Los amigos son los amigos, y a veces se portan raro --o uno así lo percibe--, se enojan, llaman por teléfono a la hora menos esperada, o no llaman nunca, y siguen siendo amigos. A veces se despiden para siempre y regresan, a veces no se despiden y no vuelven jamás. A veces están cerca y uno no alcanza a verlos; a veces, como en internet, uno quizá no llegue a oír nunca su voz, ni a saber cómo es su cara, y serán amigos hasta el siguiente correo, y el siguiente, y el siguiente, y así sucesivamente, y en esas líneas constantes o eventuales se portarán raro --o uno así lo percibirá--, escribirán a la hora menos esperada, o quizá nunca, y seguirán siendo amigos.
Lo importante es saber que están bien, enterarse de que acaba de nacer su bebé --quizá por eso estaban nerviosos-- y que, en fin, la vida sigue para ellos y para uno, estemos donde estemos.
Lo demás es anécdota.

1 comentario:

Vanessa dijo...

Qué post raro... te pasaba algo?