5 de enero de 2007

Arte y clásicos

Estoy revisando Poesía y poética - 1911-1948, de Vicente Huidobro (Alianza Editorial, 1996) y encuentro en la página 86 que el poeta chileno encuentra tres "fases" en el arte y su producción:

Arte inferior al medio (Arte reproductivo)
Arte en armonía con el medio (Arte de adaptación)
Arte superior al medio (Arte de creación)

El desarrollo del tema que hace Huidobro me parece disperso, pero la clasificación es interesante. Y parte de lo interesante --esto ya es idea mía-- es que los tres tipos de arte no sólo conviven dentro del "medio", sino que también son necesarios. (Lo bueno es que todos nos consideramos en la tercera categoría y vamos a estar de acuerdo en mirar con cordial condescendencia a los dos primeros.)
Es decir: no todo es Pound y Mallarmé (y Huidobro, ya que estamos con él); para llegar a ellos hace falta un entrenamiento que no todos van a encarar, ni están obligados. Mi idea de "arte de adaptación" sería, digamos, Mario Benedetti, bastante asimilable y lo suficientemente bien escrito para no ofender demasiado. De la primera categoría no mencionaré nombres, porque ya quedamos en que todos (menos Benedetti) estamos en la tercera y no quiero herir susceptibilidades. Su público es mucho más amplio que el ya amplio de Benedetti, e infinitamente mayor que el de Pound, con todo y que quizá no pase de "Cuanto te vi / el corazón sentí / que pronto perdí / por ti", etcétera, y juro que no bromeo. Lo que me parece más interesante y provocador es que uno realmente --aunque sea de los terceros, ejem-- no decide dónde ubicarse: nada más está allí, y peleará a sol o a sombra por su concepción de arte y sus resultados, en la ferviente idea de que más allá no hay nada que valga la pena. Aunque intuyo que la virulencia en la defensa de posiciones es directamente proporcional a la mediocridad de la obra. (No, Quevedo y Góngora, cuando se agarraban, discutían de otras cosas.)
Encuentro en la página 36 una cita muy buena que transcribo antes de irme a dormir:

Tampoco puede permitirse que nuestro querido párroco esté gritando, a sus feligreses, en estos tiempos, que vayan a beber en los clásicos. Díganos, señor Omer, y ¿dónde bebieron los clásicos? Creemos que en la gran madre Naturaleza. Siendo así el señor Omer debió aconsejar esto y no lo otro que es como decir: los señores clásicos, ellos sí tenían facultad para crear, pero ahora esa facultad no existe, en vista de lo cual imítenlos ustedes a ellos, sean ustedes espejos que devuelven las figuras, sean reflectores, hagan el papel de los fonógrafos y de las cacatúas y no creen nada como lo hicieron ellos. [...]
Muy dignos de respeto y admiración serán los señores clásicos pero no por eso debemos imitarlos. Ahora estamos en otros tiempos y el verdadero poeta es el que sabe vibrar con su época o adelantarse a ella, no volver hacia atrás. Esto para los cangrejos.

1 comentario:

Bonampak dijo...

Y pues nada mas cierto,la coexistencia de diferentes niveles
posibilita la permanencia y
son tributarias a la experiencia artistica,y que la delimitacion de la creacion artistica en la actualidad es mas que confusa en sus limites es otra realidad actual.En una evolucion artistica que ha ampliado tanto la posibiladades expresivas,que ha
seguido la dinamica de renovarse sustentada en principios que ha permitido la entronizacion de ciertas concepciones que bien valdria ser revisionistas,Huidobro destaca
sus caracteristicas de su clasifica
cion al ejercicio,creo creer en su tiempo de patrones que gestaban
el rompimiento con las formas mas tradicionales de concebir y apreciar el arte,y me parecen muy atinadas,el punto de analisis en
nuestros dias es el dilema,del eter
no conflicto de lo nuevo con lo viejo,pero con el agravante que lo
"moderno" lo "nuevo" ya esta viejo
no quiero ser malinterpretado,pero hablare de la plastica,se ha venido
manejando un discurso "conceptual"
obviamente un "ready made"era con
obvios fines el romper la tradicion
mas estrecha a nuestras formas de ver,concebir y crear arte,logicamente la propuesta en su
momento fue valedera(podria referir
me a DuChamp y su urinario)pero ya
mantener y no que sea partidario o parcial pero ya lo decia Ud,aqui sacaran hasta
las uñas y quizas hasta algo mas para defenderse de estar en la categoria mas privilegiada,pero seria absurdo
creer que una "instalacion" efimera
y del cual queda solo el triste re
cuerdo de un video de la gente observandolo tal cual cobaya perple
jos de que eso es "arte".Si estamos
abiertos a la innovacion,en el digital e instalaciones hay muy buen trabajo,pero venirnos a vender la idea de novedad en algo que ya tiene mas de 40 años de andar rebo
tando y acobijando para pasar las
lluvias a varios,esta bien pero venderlo como algo complejo lleno de trabajo y novedad esta ya caduco.Hago la convergencia de el
post con el momento actual porque si me parece cercano que muchos aun
sabiendo que su trabajo ontologicamente reniega de una categorizacion buscan ese status,
si la vereda que pocos priveligiedos alcazan a ver como
el Chileno que se aparto y vio su
propio faro,pero decia ya muy ati
nadamente el gran arq.mexicano Cuevas "Habra quien haga por nosotros esto mismo".

Saludos y Gracias