17 de marzo de 2007

"La tía Helen", de T.S. Eliot

Me encontré esto en el disco duro. Es de Pruffrock y otras observaciones. La traducción es mía.

La señorita Helen Slingsby era mi tía la solterona
Y vivía en una casa pequeña, cerca de una elegante plaza,
Cuidada por sus sirvientes, que eran cuatro en total.
Cuando murió se hizo el silencio en el cielo
y hubo silencio al final de su calle.
Las persianas se cerraron y el tipo de las pompas fúnebres limpió sus pies en la entrada:
estuvo consciente de que cosas así habían ocurrido antes.
Se alimentó generosamente a los perros,
pero poco después también murió la cotorra.
El reloj de Dresde continuó su tic tac sobre un mantel bordado,
y el lacayo se sentó a la mesa
con la segunda doncella en las rodillas,
aunque siempre fue cuidadoso mientras su ama vivió.