3 de septiembre de 2007

El juego

Rebeca Torres me incluyó en su lista para una cadena en la que uno tiene que decir ocho cosas de sí mismo. Para fascinación de algunos trolls, y porque Rebeca lo pide, allí va.
Primero, las reglas:

Cada jugador(a) comienza con un listado de 8 cosas sobre sí mismo.
Tiene que escribir en su blog esas ocho cosas, junto con las reglas del juego.
Tiene que seleccionar a 8 personas más para invitar a jugar, y anotar sus blogs/nombres.
No olvides dejarles un comentario en sus blogs respectivos de que han sido invitad@s a participar, refiriendo al post de tu blog: “El Juego”.

1. Soy bien simple y bien básico en mis cosas personales. Suficientes complicaciones tengo con la literatura para ponerme enredado en mi vida diaria.
2. Vivo de mi sueldo como director de La Casa del Escritor de CONCULTURA, y de vez en cuando hago artículos y traducciones, con los que sale algún dinero extra. En general me pagan mal; los primeros, por decisión propia; las segundas, porque se trata de libros de la DPI que son importantes para el país y, qué diablos, alguien tiene que traducirlos. No recibo dinero de la OIE, del Ministerio de Gobernación, de ARENA ni de nada o nadie parecido. Un par de veces al año recibo regalías por mis libros, que tampoco alcanzan para mucho.
3. Escribo los libros que quiero leer, y que nadie más va a escribir, y los artículos en los que puedo especular acerca de temas que realmente me preocupan. No me interesa tener la razón; eso se lo dejo a los políticos, los sacerdotes, los pastores y a los imbéciles. (No implico que los primeros tres sean lo último, aunque se dan casos.)
4. Detesto a la izquierda del estilo "¡Ordene, comandante!". Me parece de mal gusto. Y no entiendo que ARENA aún conserve en su himno algo de tan abyecto como "El Salvador será la tumba donde los rojos terminarán". Ya modernícense un poco, ¿no?
5. Creo que las soluciones a los problemas sociales, políticos, culturales, etcétera, deben ser colectivas, pero sólo se podrá llegar a una organización razonable si cada uno de los que participa es gente pensante y crítica, no zombies como los que menciono en la primera parte del punto anterior.
6. Sí, me considero de izquierda... o lo que haya quedado en su lugar. De repente el mundo se movió de tal manera que no sé dónde diablos quedé, aunque no he cambiado mis puntos de vista básicos en los últimos... híjole... treinta años.
7. Detesto a los "sepulcros blanqueados", es decir a los que antes eran de izquierda radical y ahora hacen mea culpa y se la pasan tratando de convencer a la derecha (casi a cualquier derecha) de que son "indios amigos". Me parece indigno, y me parece de una cobardía que no merece adjetivos.
8. Se me ocurren ocho personas a quienes mencionar para que sigan el juego, pero creo que el resultado sería un montón de insultos, campañas de spam, nuevas blogs para insultar a mi familia (mi hija de tres años incluida), etcétera, así que me abstengo. De todas maneras los trolls se la pasan hablando de sí mismos, y allí se verá quiénes son realmente. (Uno no puede dejar de ser lo que es cuando escribe un blog. No por mucho tiempo.)

Y así como se permiten sonetos con estrambote (esto es: con un terceto extra después de los catorce versos de rigor), me permito poner tres puntos más:

9. Detesto a los farsantes de la literatura (y de cualquier cosa, pero de la literatura en especial), incapaces de trabajar con la misma intensidad con la que buscan notoriedad. Para ellos, mi desprecio. (Incluyo a algunos académicos que hacen lo que hacen por incapacidad creativa, y que en su vida van a saber lo que es el placer de crear algo nuevo. Pequeño, grande, medianito: no importa. Crear.)
10. Me caen muy mal los locutores deportivos en general y los críticos de cine en especial.
11. Mi gran orgullo es haber logrado juntar, en La Casa del Escritor, a un montón de gente que de otra manera no se hubiera conocido, y que está produciendo cosas buenas y trascendentes para el país. El que diga lo contrario lo dirá por puro ardor. Seguro.

3 comentarios:

Beka dijo...

ajajaja.. veo que aprovechaste para aclarar ciertos malos entendidos ...aún sin tener porque hacerlo.


Gracias por seguir la cadenita.Saludos

Ricardo dijo...

Uhh, bueno, ya estás jugando..

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Beka: Es para que no se olvide. El que se dedica a la calumnia llega a creerse lo que dice, y en una de ésas convence a gente que no sólo es como él/ ella.

Ricardo: Nunca he dejado de jugar :)
Greta te espera con desesperación. Y nosotros también.