30 de septiembre de 2007

El mundo según Valeria

Cuando iba a aterrizar en el aeropuerto Charles de Gaulle, el jueves pasado, me di cuenta de que la tarjeta de memoria de la cámara estaba saturada. Vi en la pantallita y... uh... allí estaba un montón de fotos que aparentemente no tenían pies ni cabeza. La tarjeta es de 512 megas, divididos en dos secciones de 256, así que me pasé al otro lado. Allí había unas fotos de la tía güera de Krisma y su sobrino. Pasé éstas a la computadora, las borré de la tarjeta y dejé las otras para verlas después.
Hoy tuve chance y las bajé. Son un montón, tomadas a 3 megapixeles --la medida a la que está configurada la cámara--, y fueron tomadas por Valeria sin la supervisión ni el permiso de nadie. O sea que en un momento en que estábamos descuidados la agarró, tomó un montón de fotos, y volvió a poner la cámara en su lugar. Ésta es una antología del trabajo fotográfico --las fotos han sido reducidas-- de una niña de tres años:









¡La muñeca de Vale!

2 comentarios:

Aldebarán dijo...

Bueno, Valeria es foto-reportera nata, según parece.

Ixquic* dijo...

me encantó la foto de su colochito!

Buen post!

Posible sólo por su afán

***

Gracias Valeria!