29 de noviembre de 2006

¡Cambio de fecha! ¡Es el 6!

La presentación de mi libro Cualquier forma de morir ya no será el martes 5, sino el miércoles 6 de diciembre, igual en La Casita de Plaza San Benito, e igual a las 5:30 de la tarde.
Hay motivos terriblemente oscuros, ocultos y tenebrosos detrás del cambio de fecha. El más inconfesable es que a Raúl Figueroa, director de F&G Editores, le pusieron una reunión de la Cámara del Libro de Guatemala precisamente para el 5, más o menos a la hora de la presentación, y la ubicuidad no se le da muy bien cuando está cansado: estará recién regresado de la Feria de Guadalajara, donde por cierto alcanzó a llevar mi libro, ejem, todavía calientito y recién salido de la imprenta. (Me da la impresión que se habrán vendido algunos ejemplares más de Saramago, Gordimer y Ramírez que de los míos. Ya le preguntaré.)
Los otros motivos inconfesables no los voy a decir ahora, porque no hay y porque no tengo tiempo para inventármelos; tengo que ir a La Casa a arreglar unos asuntos de los que pronto hablaré por aquí.
Así que La Casita, Plaza San Benito, miércoles 6 de diciembre, 5:30 p.m. (o 17:30 a secas, o 1730 si son militares).
Los De Siempre están especialmente invitados, sobre todo si llevan dinero para comprar por lo menos un ejemplar. Si no, les tocará lo de la Macarena.

9 comentarios:

Aniuxa dijo...

y la ubicuidad no se le da muy bien cuando está cansado!!! jaja jajajajaja

Hugo dijo...

No sé si Saramago (doña Sara, para Sari Bermúdez), Gordimer, Ramírez y compañía hayan vendido muchos ejemplares de sus libros, pero sí te puedo decir que el que más se adquirió fue "¿Por qué perdió López Obrador?", de Óscar Camacho y Alejandro Almazán... al Camacho lo has de haber conocido en La Jornada, ¿no?

Tzaviere dijo...

Anotado el cambio de fecha. Ojalá podamos acompañarte.

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Hugo: No recuerdo a Camacho. Recuerdo a José Luis Camacho,. y preferiría no recrdarlo. He estado buscando qué pasó en El día y no hay mucho en internet. ¿Sigue fantasmeando?

Javier: Ojalá lleguen. La novela está bonita. (Yo no, pero la novela sí.)

MARTINEZ TELLEZ dijo...

El Día sigue existiendo, contra toda lógica. Creo que tira 300 o 400 ejemplares y es imposible encontrarlo en los puestos.

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Se lo acabaron, tú. No sé si sea una pena, pero se lo acabaron. Me parece que siempre hizo más política que periodismo, pero eso bajo el viejo Ramírez y bajo Socorro tenía algún sentido. Con la bola de amateurs mal entrenados, el periodismo se convirtié en política, y así pos no.
Como diría nuestro amigo Juan Angulo: En lugar de cierre de edición, hacían corte de caja.
Me acuerdo que cuando tiraban 12 mil ejemplares se ponían retehistéricos... En los buenos tiempos tampoco tiraban demasiado (unos 25 mil, quizá, y subía a 40 mil en las coyunturas internacionales gruesas, nada mal para un diario pequeño en un país de pocos lectores); al par de años de que me fui de allí iban por los 7 mil ejemplares.
En fin... Por allí debo tener un par de recortes.

Vanessa dijo...

Y bueno, ayer hablamos seriamente con la Denise y no podemos llegar. Ahhh y de verdad que nos habría gustado. Pero estamos armando viaje para dentro de unos cuantos dáis más. Saludos.

Denise Phé Funchal dijo...

Y si, la verdad aunque podría comparlo acá, preferiré adquirirlo allá... me guardás una copia? ;)

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Supongo que, como autora de F&G, Raúl te dará alguno, ¿no? Si no, ya que Vanessa compró Alfaguara, te cambias de editorial, y listo.
Si te sirve de pretexto para venir, aquí estará tu ejemplar.