29 de noviembre de 2006

¡Me descubrieron!

Está bien, lo confieso: el proyecto de La Casa del Escritor lo armé sólo para satisfacer mi ego enfermo y para sojuzgar a los jóvenes crédulos que creen que lo que van a encontrar allí es literatura. También confieso que me paso todos los días y noches (por eso me desvelo tanto) pensando en cómo quitarles el talento a escritores como los que nunca seré.
Esta confesión la hago no porque ya no soporte más la conciencia, porque conciencia no tengo, sino porque Santiago Vásquez destapó la olla de corrupción humana en la que he convertido algo que debió ser limpio y bueno. Búsquenlo en su blog, exactamente aquí. También podrán ver el tipo de gente que llega a La Casa: niños bien globalizados, con choferes y carros carísimos, ¡y algunos de ellos santanecos! ¡Perdóname, padre mío!
¿Cómo pude llegar a eso? Es más: ¿cómo pudieron descubrirme?
Como descargo puedo decir que a la muchacha de la que habla Santiago no la convertimos en galleta para perro, ni se la dimos de comer a Boris; cuido mucho la alimentación del animalito. Como era menor de edad, intenté venderla a un tratante de blancas tailandés, pero no encontré ninguno, y busqué incluso en la Plaza Libertad. Con dolor de mi alma, la mandé de regreso a su casa, no sin antes humillarla un poquito, para que supiera que la vida es dura y la poesía es sólo para algunos elegidos. (Se veía chistosa tratando de sacarse la mermelada de los ojos mientras tenía las muñecas amarradas a los tobillos. Y eso que eran muñecas Barbie...)
Santiago, no lo esperé de ti. Et tu, Santiago? ¡Pinche Santiago! Etcétera.

10 comentarios:

Dandelion dijo...

jajajaja, el dia que llegue por ahi, (ya no dire cuando porque soy una vil mentirosa y llena de tantos compromisos sociales jajaja)con mi guardaespaldas, no dejare que el vigilante me vea, ya que no llevare escritos conmigo. En todo caso, los mios serian bastante subversivos... Pero promete que no me convertirás en galleta por favor!!!

Santiago Vásquez dijo...

Eso de la trata de blancas si esta bastante buenísimo…

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Dandelion: Te digo que lo de las galletas es pura difamación. Y si no llegas mínimo en un Maserati MC-12 para tu guardaespaldas --tú puedes llegar en lo que quieras-- ni te molestes.

Santiago: La red tailandesa en El Salvador no funciona, tú. Hay que buscar otras opcions.

rené dijo...

Yo por eso no le contradigo a Su Eminencia, siempre trato de elogiarlo a más no poder,total la casa no es más que un club de elogios mútuos, es la única forma como he logrado que me deje que al menos yo le ponga el título a unos cuantos poemas de todos los que El me ha escrito, y de los que desinteresadamente me ha concedido la oportunidad de presentarlos como míos. Aún conservo su promesa de que mi obra (o suya pues) será próximamente publicada en Alemania.
Y recuerden que ya nos amenazó, más bien dicho nos advirtió, que confesará que es El quién nos escribe los poemas a todos los de la Casa si no compramos cada uno al menos 25 copias de su nuevo libro.

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Por decirme Su Eminencia, sólo tendrás que comprar 15.
Se va a publicar en Alemania porque escribes (escibo, pues) con palabras muy largas. Si usas (uso, pues) palabras más cortas, hablaré con alguna editorial en Macao y moveré mis influencias para que te den (me den, pues) un premio o algo.
Larga vida a mí mismo.
Yo.


(Lo que no entiendo es cómo puedo escribir de tantas maneras diferentes. Tampoco quiero averiguarlo; la humildad ante mí mismo me lo impide. Mientras me adulen, me den tributo de canillitas de leche y bailen la Macarena en tanga en medio de los izotes, todo bien.)

(¡Ya dije lo de la Macarena! No todo, eso sí.)

Dandelion dijo...

jaja.... Tratante de blancas? No , ya me dio miedo... imaginate empezando por la Aniuxa ya es una blanca y yo llego medio tostada... noo.. que peligro...

Ah por cierto, Alabado seas oh Maestro Superiorisimo de la Casta Raza Aria (ups! me equivoque)... /tu dosis de alabanzas para que no te conviertas en el ogro de Hansel y Gretel... ah no, esa era bruja../

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

¡No, no, Rebeca, no! ¡No has entendido el concepto! El rollo es alabarme de manera que yo no me dé cuenta, así parece todo muy natural. Luego, a cambio, te voy a ofrecer algo sucio, como una publicación en algún lugar exótico, etcétera. Además no hace falta que escribas, como dijo René; yo me encargo de eso.
Si me vuelves a acusar de casto me voy a poner de malas, ¿eh?
(De dónde ario, chale... Bueno, chele, pero por pura casualidá genética.)

Dandelion dijo...

jajajjaa a perdon no sabia.. y... puedes escribirme unas cuantas cositas asi amorosas?? es que el 03 de diciembre las necesito dedicar..jajajaja..

Bueno pùes.. Saludos Señor.

Vanessa dijo...

Híjole, y cuándo se enteren que compramos Alfaguara????

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

¡Sólo para publicarnos entre nosotros, je je!
Y "compramos" me suena a manada. Tú eres la millonaria de La Casa.