28 de abril de 2006

¿Por qué tribulaciones y asteriscos?

Bueno, es que... uh...
Un día se me ocurrió hacer un blog y... De eso hace como año y medio, cómo pasa el tiempo... Porque hasta un par de días antes de hacer el blog no sabía lo que era un blog, y lo vi fue un bonito cuaderno de apuntes, a la vista de todo el mundo pero, con tantos millones de personas en Internet, ni quien lo notara, algo así como "La carta robada", con menos misterio. (Tengo que releer a Poe. Es uno de los pendientes.) Después me di cuenta de que es un modo de dialogar monologando, o monologar dialogando, o algo, y luego ya no me importó y nomás me puse a escribir. Y lo del título...
Había que hacer una presentación, ¿verdad?, y poner algo que en ese momento se me ocurriera y... claro, acababa de leer a García Márquez, Memoria de mis putas tristes. Horrible. Y había cosas pendientes que quería escribir desde antes, así que...
El título del blog, ya sé.
El título se lo piden a uno desde que está llenando el formulario, desde que está en el sign-up. (Qué raro se está poniendo el español.) Me pidieron el título del blog, y los títulos tienen que ser verdaderas declaraciones de principios, porque un blog no es cualquier cosa aunque sea un cuaderno de notas, o aunque sea un monólogo público o un diálogo privado o lo que sea. Ponerle título a los libros es más difícil, como ya comentábamos, pero tampoco era cuestión de poner lo primero que se me ocurriera, nunca de los nuncas. Entonces, a ponerle título al blog.
Necesitaba algo sugerente pero directo, provocador pero que no fuera agresivo, sencillo pero que no fuera bobo, que sonara bien pero no fuera solemne, serio pero que tuviera sentido del humor, con sentido del humor pero que no fuera chusco ni obvio.
Y no se me ocurrió nada.
Lo malo era que había que llenar el cuestionario o no me daban mi blog, y yo lo que quería era empezar a escribir. Se me ocurrió "tribulaciones", y me pareció muy trágico, como quejarse uno de que la vida lo ha tratado mal pero a pesar de todo ha logrado soportar los embates de la vida etcétera. Muy en la onda de "and more, much more than this, I did it my way" (hay una peor: "All by myself", de Eric Carmen), pero juro que fue la primera palabra que se me ocurrió, quizá por el libro de Verne, Tribulaciones de un chino en China, algo así como las tribulaciones de un salvadoreño en El Salvador. O lo de "trials and tribulations", que a pesar de ser un lugar común es bien expresivo si uno se lo piensa bien.
Y los asteriscos, pues... uh... Los asteriscos, ¿no? Uno mira los asteriscos y sabe que... bueno.... son un signo tipográfico de lo más útil, por ejemplo...
Eh...
Son útiles, en serio. Y la forma así como de arañitas, y en ciertas tipografías se ven de lo más monos, con los bordes infladitos o en forma de hojita.
¡Ya sé!
Los asteriscos sirven para hacer llamadas al pie para hacer aclaraciones. Entonces este blog es algo así como llamadas al pie hechas mediante... uh... asteriscos. Y habla de tribulaciones más bien en un sentido... este... no sé, desenfadado, como en el libro de Verne, pero sin olvidar el sentido trágico de la vida, y a la vez la ironía, ¿no?, y la rotundidad (qué palabrota) de... Bueno, de todo.
Entonces, "Tribulaciones y asteriscos". Clarísimo. Un concepto bien profundo, y además bien fácil de entender.
Y, sí, qué diablos, la verdad es que no tengo ni maldita idea de dónde salió el título. Me preguntaron el título, escribí eso y ya.
(Es bonito, ¿no?)

9 comentarios:

Thierry dijo...

Sip, es bonito. Suena mejor que Tripulaciones y obeliscos. Digo yo (pero es posible que me equivoque).

El-Visitador dijo...

sign-up

regístrate
inscríbete
date de alta
matricúlate
afíliate
engánchate
alístate (<<< más rancio castellano)
enrólate (válida, pero horrorosa)
vincúlate
adhiérete (muy españolete)
adscríbete

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Eh...
¿Firma?
¿Signa? (Lo mismo, pero más cultote.)
Igual es raro el español. "Signar" es raro. "Sign-up" también.
"Adscribirse." Na. No me adscribiría a un lugar que me aceptara a mí como miembro. (Cf. Marx, Groucho.)
Enrolarme, tampoco. Me expulsan bien fácil de los lugares en los que me enrolo. Igual lo de afiliarme; me suena a Amway. En vez de "vincularme" prefiero "linkearme".
"Darse de alta" es mejor que "signearse".
Voy a resetear la PC para escanearla con el norton y después la setupeo. Rarísimo.

Thierry dijo...

Firme ante el enemigo, don Rodrigo, firme... Y don Rodrigo... firmó la rendición... (Les Luthiers)

El-Visitador dijo...

Por cierto, sí, es un título muy bonito. Tribulaciones y Asteriscos. Muy literario.

Sign-on ya no es adhiérete (sign-up).

ingresa
regístrate (1)
accesa
apúntate (1)
entra
abre
activa
quítale llave
desenllava

Me quedo con ingresa.



(1) obviamente, si lo usaste en afíliate, ahora ya no lo puedes volver a usar

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Ingresa es chido. Me quedo con ingresa.
Y tienes razón: "Sign-on" me suena a canción de Isaac Hayes. ("Right on, Shaft", etc.)

Thierry: Doscientos megas al norte, don Rodrigo, un tanto setupeado, triste nota que los incas del del sign-up se han inca-utado.

Thierry dijo...

Y fundó Caracas en puro centro de donde estaba Chávez, que ya estaba fundido, y no lo vióóóó

Aldebarán dijo...

Eso de seguir tu hilación de pensamientos es delirante. Mejor me quedo con mis desvaríos.

;-)

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Sí, está bien loco el Thierry. Yo también me quedo con mis desvaríos (que no son muy diferentes).