25 de abril de 2006

Valeria, versión 1.10


Pues bien, allí está Valeria con un año y diez meses, en semana santa, en foto de Osmín Magaña.
Estamos en el taller de video, y Valeria jugando con el Tigger que le envió su hermana Eunice hace como un año, y que no deja por nada. Tigger es uno de los personajes favoritos de Eunice; debe ser algo genético, aunque en lo personal prefiero a Eeyor (Igor el burro, pues).
La mano es mía, y allí se demuestran dos cosas: que no nací para pianista y que Osmín tiene excelente ojo, porque la escena no debió durar más de un segundo, en lo que iba de la sala a la computadora.
El 11 de junio cumple 2 años. ¡Santa Úrsula Inguarán me ampare! ¡Una géminis en la familia...! (Eunice es libra, mi hijo Eduardo es virgo. Yo soy leo, por si aún no se había hecho evidente. Ascendente escorpión, además. Krisma, God bless her boots, es acuario con ascendente acuario.)
Posted by Picasa

3 comentarios:

Nelson dijo...

Dios bendiga esta linda princesa. Lastima las manos del Pianista!! Bueno, son para escribir que mas podemos pedir, cuando escribes con verdad y alegria.

Rafael Menjivar Ochoa dijo...

Lástima, no. Me han servido bastante en los últimos 46 años, y hasta he hecho música con ellas. Las guitarras, eso sí, deben tener un brazo ancho; mi abuela le regaló a mi madre una Ramírez española hace como treinta y tantos años que es una maravilla, pero nunca la quiso donar a la causa. Para la percusión no están nada mal, y para la flauta, que fue lo que estudié. Para cantar tampoco me han estorbado. Mi abuelo Alfonso las tenía mucho más gruesas; trabajar de mecánico y chofer --¡y sin echarse crema humectante, por Dios!-- se las tenía hecha una desgracia.
Gracias de parte de la princesa. Es una maravilla la Vale. Ahora está en el plan de aprender a hablar, y todavía se le cruza un poco la fonética. (Y tiene manos también grandes y gruesas, como mis otros hijos. Espero que ella sí se eche crema humectante.)
Y con alegría siempre escribo. Con verdad lo intento, nomás que como dicen en México: "La verdad es relativa, pero la neta es la neta." Quizá la verdad y la neta no se lleven siempre; a lo mejor está en el modo de decir las cosas.
Saludos y gracias de nuevo.

Thierry dijo...

Muy muy muy bonita, Valeria, y lo digo como padre. El problema de la mano del padre no es que tiene los dedos que él tiene (por lo menos se ven mejor que los de El Loco, de UN MUNDO EN EL QUE EL CIELO CAE Y CAE), sino que parece que lo que está intentando es muy hipocrítamente desatornillarle la cabeza a la niña. Estas cosas no se hacen. Nosotros los franceses lo hicimos el 16 de octubre de 1793 a nuestra reina, pero era una reina, no una princesa, y tenía 38 oños. O sea que por favor Rafa, deja de jugar con las vértebras cervicales de Valeria. (que por cierto se parece cada día más a la mamá la muy dichosa).